Qué ver en Berlín con niños

Berlín es una de las ciudades europeas más recomendables para viajar en familia, ya que además de sus importantes monumentos, y de la historia que inunda cada uno de sus barrios y rincones, es una de las capitales con mayor oferta cultural de Europa.

Los niños encontrarán en la capital alemana un sinfín de actividades y lugares especialmente pensados para disfrutar y para aprender. El destino perfecto para pasar unas vacaciones en familia divertidas que harán de su visita a Berlín una gran experiencia.

1

Museo de cera Madame Tussauds

Museo de cera Madame Tussauds

El Museo Madame Tussauds de Berlín, es uno de los lugares favoritos de los niños, ya que tendrán la oportunidad de ver de cerca a algunas de las celebridades más populares del mundo representadas en figuras de cera.

Situado junto a la Puerta de Brandeburgo, alberga más de 100 figuras diferentes situadas en una superficie de 2.500 metros cuadrados, las cuales representan a famosos del mundo de la política, los videojuegos, la música o el cine entre otros.

Michael Jackson, Albert Einstein, George Clooney, Sigmund Freud y el mismísimo Papa son algunas de las figuras que aguardan a los visitantes quienes podrán interactuar con algunos de ellos y aprender algunos secretos sobre su vida.

Una divertida y muy entretenida visita que provocará la sorpresa y admiración de los pequeños, quienes podrán ver de cerca a algunos de sus ídolos y personajes de la televisión más conocidos.

El precio de la entrada es de 23,50 euros.

2

Legoland Discovery Center

Legoland Discovery Center

Los aficionados al mundo de las piezas de LEGO, encontrarán en el Lego Discovery Center un auténtico paraíso de curiosidades y diversión acerca de uno de los juegos más famosos del mundo.

Situado en la Potsdamer Platz, alberga nada más y nada menos que quince zonas temáticas repartidas en una enorme superficie de 3.500 metros cuadrados. Una enorme jirafa formada por pequeñas piezas de lego da la bienvenida a los visitantes, quienes al traspasar las puertas encontrarán todo un mundo de diversión.

Aquí los niños se sentirán los auténticos protagonistas de diversas aventuras en las que deberán atacar a un barco pirata, construir casas, o visitar el Palacio de las Princesas.

Comprando los tickets a través de la web de legoland obtendremos un interesante descuento gracias al cual podremos comprar la entrada por 8,95 euros.

3

Museo de Historia Natural

Museo de Historia Natural

El Museo de Historia Natural de Berlín, es además de muy didáctico para los pequeños, uno de los museos más impresionantes del mundo en el cual encontraremos todo tipo de sorpresas y curiosidades.

Una de las zonas más asombrosas especialmente para los niños se encuentra justo en el centro del museo, donde de repente nos teletransportamos cientos de miles de años atrás al encontrar en las inmediaciones  los esqueletos gigantes de los dinosaurios, el más grande de ellos alcanzando hasta los 13 metros de altura.

Más adelante podremos ir visitando las diferentes salas que representan diversos aspectos de la evolución del  hombre y del planeta, pasando por la colección húmeda, formada por miles de tarros de vidrio dentro de los cuales hay más de mil ejemplares de animales de todo el mundo.

El Museo de Ciencias Naturales ofrece la posibilidad de hacer una visita guiada nocturna con linterna, e incluso en algunas épocas del año se celebra el “domingo de los niños”, durante el cual se llevan a cabo todo tipo de actividades con objetivo de poner a prueba su creatividad.

Para estar al tanto de todas las actividades que se llevan a cabo, nada mejor que visitar la página web del museo.

El precio de la entrada al museo es de 5 euros.

4

Parque Tiergarten

Parque Tiergarten

El parque Tiergarten es uno de los espacios verdes más grandes de Berlín, ubicado justo en el centro de la capital.

Durante los días festivos muchas familias acuden a pasar una agradable jornada comiendo en algunas de las zonas reservadas para ello. Resulta también muy agradable recorrerlo en bicicleta para ir descubriendo los fabulosos monumentos que se encuentran salpicados por sus inmediaciones, lagos, ríos y todo tipo de vegetación. Además, por los alrededores del parque encontraremos otra serie de sitios interesantes como el edificio del parlamento alemán, el auditorio de la filarmónica, el barrio diplomático y el zoológico de la ciudad.

El parque Tiergarten es el lugar ideal para dejar que los niños disfruten al aire libre, en un ambiente seguro y lleno de rincones fantásticos en los que dejar volar la imaginación.

5

Museo MACHmit

Museo MACHmit

El Museo MACHmit, al norte de la ciudad en Senefelderstraße, es uno de los mejores lugares para que los niños disfruten, por algo es el Museo de los niños y es el lugar perfecto para que se conviertan en los protagonistas de multitud de actividades.

Ubicado en lo antiguamente fue una iglesia, en la que los niños podrán desde participar en un taller de porcelana, hasta perderse en el gabinete de los espejos, visitar la fabulosa tienda de jabones o aprender cómo funciona una antigua imprenta.

En el Museo MACHmit  cada una de las salas y de las exposiciones cuenta con áreas interactivas en las que manipular, toca y experimentar. Un fabuloso lugar en el que los más pequeños encontrarán una enorme cantidad de sorpresas que convertirán la visita en una de las mejores actividades de Berlín.

El precio de la entrada es de 5,50 euros.

6

Zoo de Berlín

Zoo de Berlín

El Jardín Zoológico de Berlín, ubicado en el distrito de Tiergarten, es uno de los lugares más divertidos para pasar en familia, siendo uno de los más grandes del país, con especies venidas de todas las partes del mundo.

El Zoo de Berlín se distingue por ser el primer zoológico abierto al público de todo el país desde el año 1844, siendo el más antiguo de Alemania. Actualmente cuenta con un total de 17.500 ejemplares de 1.500 especies diferentes. Entre ellas podremos disfrutar de los simpáticos bebés mono, los osos panda, osos polares, o las focas.

Algunas de las áreas del zoo permiten interactuar con los animales, por lo que los niños lo pasarán en grande acariciando a sus animales favoritos y contemplando cómo juegan entre ellos, se alimentan y conviven.

La visita al Zoológico de Berlín bien merece la pena no sólo por la visita a los animales, sino por el fantástico entorno natural en el que viven con bonitos estanques, fuentes y zonas de recreo.

La entrada al zoo tiene un coste de 12 euros, y combinada con la visita al Aquarium de 18 euros.

7

Torre de telecomunicaciones

Torre de telecomunicaciones

La Torre de Telecomunicaciones de Berlín, es uno de los lugares más característicos de la capital alemana, cuyo principal atractivo es poder subir a la parte alta desde la cual se obtienen fantásticas vistas de la ciudad.

Los más pequeños disfrutarán con la experiencia de situarse a nada más y nada menos que 200 metros de altura disfrutando de una perspectiva de la ciudad de 360 grados que les dejará boquiabiertos.

Además desde allí podrán jugar a adivinar los monumentos que se observan desde las alturas e interactuar con los puntos de información. Una experiencia imprescindible para vivir la ciudad desde un rincón original y diferente.

El precio para subir a la parte alta es de 13 euros para adultos y 8,50 euros para niños de 4 a 16 años.



Berlín es una ciudad que ofrece entretenimiento para todos los miembros de la familia, una capital especialmente pensada para el entretenimiento y la diversión que hará las delicias de los más pequeños.

Sabías qué...

A la entrada del Parque Tiergarten podemos ver dos carros de combate rusos de la Segunda Guerra Mundial.