Guía para alquilar un apartamento en vacaciones

Alquilar un apartamento de vacaciones es una estupenda forma de disfrutar del destino sin necesidad de estar sujetos a las normas y horarios de un hotel. Estar en un apartamento nos permitirá sentirnos como si estuviéramos en nuestra propia casa.

Un apartamento de vacaciones es una buena opción especialmente cuando viajamos en familia, ya que hay más espacio además de resultar una opción más económica que la que ofrecen otro tipo de alojamientos. A continuación te presentamos una práctica guía para alquilar tu apartamento sin problemas.

1

Pide información previa

Pide información previa

Con el fin de evitar sorpresas poco agradables a la hora de alquilar el apartamento de vacaciones, no dudes en pedir al arrendador todos los datos necesarios para asegurarnos de que se trata de la vivienda que buscamos. Infórmate acerca de la zona en la que se encuentra, el estado de conservación, el equipamiento del que dispone así como las facilidades y servicios que encontraremos alrededor. 

No dudes en solicitar un dossier fotográfico con imágenes de todas las estancias, y comprueba cuál es el estado de conservación general para garantizar que la estancia será agradable y se ajustará a lo que necesitamos.

2

Contacta con el arrendador para pactar las condiciones

Contacta con el arrendador para pactar las condiciones

En las principales agencias y webs de alquiler de apartamentos turísticos se establece un precio por noche, e incluso es posible que se exija un mínimo de noches de estancia para ofrecer un precio global. En cualquier caso, la mejor forma de conocer el precio real de estancia en un apartamento de vacaciones es contactando directamente con el propietario.

De este modo es posible que incluso consigas negociar un precio incluso aún más ventajoso, además podrás aprovechar para preguntar acerca de detalles sobre el apartamento y solventar cualquier tipo de duda, como por ejemplo el día de entrada y de salida, la limpieza del inmueble, condiciones de cancelación, así como la forma en la que se llevará acabo la entrega de llaves entre otras cuestiones relevantes relacionadas con la estancia.

3

Señal y contrato, todo por escrito

Señal y contrato, todo por escrito

Cualquier tipo de documentación y condiciones pactadas entre el arrendador y el arrendatario deben de constar por escrito. De este modo ambos podrán reclamar lo que corresponda en cada caso, si se diera el caso de que se incumplan algunos de los puntos tratados para el alquiler del apartamento.

Este punto es muy importante en el caso de que el arrendador solicite una señal en concepto de fianza, ya que quedará  por escrito señalado el pago de la misma. De igual modo resulta especialmente relevante a la hora de llevar a cabo el contrato de alquiler vacacional, ya que nos aseguraremos de contar con la vivienda para nuestro uso y disfrute.

4

Solicita un inventario

Solicita un inventario

La información que podemos encontrar en inmobiliarias o webs de alquiler de apartamentos de vacaciones puede no ser tan extensa como deseamos. A menudo asaltan dudas acerca de qué mobiliario encontraremos tanto en las estancias como en la cocina. Para saber a que debemos de atenernos, solicita al arrendador un inventario detallado con todos los enseres que encontraremos al llegar al apartamento.

El inventario es un documento muy necesario tanto para el arrendatario, quien podrá hacerse una idea más aproximada de todo lo que encontrará a su llegada, como para el arrendador, el cual podrá justificar el mal uso o la falta de alguno de los equipamientos incluidos en el inventario.

5

Comprueba el estado del apartamento a tu llegada

Una vez que llegues al apartamento, asegúrate de que todos los equipamientos así como el estado en el que se encuentra el inmueble en general, se ajusta a la información que consta en el contrato y en el inventario.

En el caso de encontrarte con algo que se encuentra en mal estado, o bien no se encuentra en el apartamento a pesar de que el arrendador lo ha incluido como parte del mobiliario, no dudes en contactar con el propietario con el fin de que lo reponga o bien te lo descuente del coste total del alquiler.

6

El último día, desaloja el apartamento temprano

El último día, desaloja el apartamento temprano

Llegado el momento de dejar el apartamento no lo demores demasiado. En algunos casos el arrendador podría exigir una penalización que conllevaría la pérdida de la fianza o un sobrecoste. Es una cláusula que protege al arrendador, y que en muchas ocasiones el arrendatario pasa por alto.

De ahí la importancia de leerse bien todos los puntos del contrato para evitar problemas de última hora que puedan dejarnos con una desagradable sensación.



Alquilar un apartamento de vacaciones es una opción cómoda y económica, sin embargo conlleva una serie de pasos que implica pactar un contrato y asegurarnos de la fiabilidad tanto del arrendador como del inmueble. No dejes nada sin resolver y disfruta de unas idílicas vacaciones sin ningún sobresalto.

Sabías qué...

En el Barrio Bongkyou de Tokyo, existe la posibilidad de alquilar un curisoso apartamento especialmente diseñado y pensado para vivir con gatos. Y si no tienes ninguno, también puedes adoptarlos y llevarlos contigo, incluso te enseñarán como debes de cuidarlos. El nombre de estos apartamentos es “Dentsuin Cherry Mansion”.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (229 votos, promedio: 3,95 de 5)
Cargando…