Los cementerios más sorprendentes de Europa

Los cementerios se han convertido, en el caso de algunas ciudades, en un atractivo turístico al que se acercan muchos visitantes atraídos por el entorno, las peculiaridades de su historia e incluso los personajes famosos que lo “habitan”, algunos de ellos grandes iconos del mundo de la música, la literatura o la política, entre otros.

Algunos cementerios son grandes necrópolis ubicadas en lugares pintorescos y entornos naturales de singular belleza que conforman una estampa tan escalofriante como sorprendente. Lugares que bien merecen una visita tanto por la antigüedad de sus edificaciones como por las leyendas que los custodian.

A continuación te mostramos 7 cementerios sorprendentes de Europa.

1

Cementerio Alegre de Sapantza (Rumanía)

Cementerio Alegre de Sapantza (Rumanía)

El Cementerio alegre está situado en el condado de Maramures, en Rumanía, a tan solo 8 kilómetros de la frontera con Ucrania. Y lejos de ser un cementerio gris y oscuro, el Cementerio Alegre de Sapantza recibe al visitante entre una explosión de colores y dibujos sorprendentes.

Cada una de las lápidas y cruces que podemos encontrar en este pintoresco cementerio representan la vida de la persona fallecida, pero desde un punto de vista alegre y hasta humorístico en muchos casos, con frases y proverbios alegres y simbólicos. De este modo el Cementerio Alegre se ha convertido en un autentico museo al aire libre.

La filosofía de este curioso cementerio se basa en la cultura dacia, para la cual la muerte no era un momento triste, sino un momento de celebración y alegría, ya que significaba el paso del fallecido a una vida mucho mejor.

La entrada es gratuita.

2

Cementerio Judío de Praga (República Checa)

Cementerio Judío de Praga (República Checa)

Solemne, emotivo y caótico. Así es el Cementerio Judío de la ciudad de Praga, un lugar que atrae tanto por su historia como por su sorprendente entorno.ye s que a pesar de albergar alrededor de 12.000 lápidas, lo cierto es que los enterramientos doblan sobradamente esta cifra, ya que existen varias capas subterráneas de tierra.

Al llegar al cementerio, la imagen no es la de un camino desierto y amplio o la de un extenso jardín con varias tumbas alrededor. De hecho no hay un camino a seguir. Las lápidas se acumulan sin un orden, amontonándose unas sobre otras en cualquier rincón. La maleza ha dejado su huella e incluso ha conseguido “embellecer” la melancólica sensación de pasear por entre sus piedras y tumbas desordenadas.

No existen panteones elegantes ni lápidas majestuosas, y ni siquiera hay flores o estatuas. Tan solo se pueden ver lápidas de piedra, la cual fue oscurecida por el paso del tiempo, como una señal de la triste historia reciente que persiguió a los judíos en Praga.

Las lápidas más antiguas llevan inscritos el nombre del difunto y algunos dibujos referentes a su profesión. Las lápidas posteriores presentan inscripciones que resaltan las cualidades del difunto.

El precio de la entrada es de 11 euros, y en el caso de querer hacer fotos, es necesario pagar un suplemento aproximado de 2 euros.

3

Cementerio de Père-Lachaise, París (Francia)

Cementerio de Père-Lachaise, París (Francia)

El cementerio de Père-Lachaise es el más grande de la ciudad de París y uno de los más visitados. Es elegante y majestuoso, y algunas de sus lápidas albergan a ilustres personajes del mundo del teatro, la literatura y la música como por ejemplo la cantante francesa Édith Piaf, el líder del mítico grupo The Doors, Jim Morrrison, el compositor Frédéric Chopin o el escritor irlandés Oscar Wilde.

Es tal la atmósfera de paz y tranquilidad que transmite este cementerio que los propios parisinos han hecho de él un lugar para pasear, relajarse y disfrutar de un buen libro o tomar una merienda. 

Un total de 70.000 tumbas y más de 5.000 árboles se entremezclan a lo largo de enormes caminos conformando una imagen melancólica a la vez que sorprendente. Y es que pasear junto a algunos de los personajes más conocidos de la historia es un privilegio y una experiencia que no puedes perderte.

La entrada la cementerio Père-Lachise es gratuita.

4

Cementerio Central (Zentralfriedhof), Viena, (Austria)

 Cementerio Central (Zentralfriedhof), Viena, (Austria)

El cementerio Zentralfriedhof, al sur de la ciudad de Viena, es el lugar al cual no debes dejar de ir, especialmente si quieres visitar algunas de las figuras más relevantes de la historia de la música clásica. En este lugar están enterrados algunos de los más famosos compositores de todos los tiempos, como Beethoven, Strauss, Schubert y Brahms.

Pero además el cementerio alberga en su interior cuatro zonas delimitadas en función de la religión a la que pertenecían los fallecidos. De esta forma, nos encontramos con el cementerio judío, el cementerio ortodoxo, el cementerio islámico y el cementerio budista, también conocido como “Parque de la Quietud”.

Otras zonas del cementerio están clasificadas en función de la profesión de las personas fallecidas, como músicos, pintores, escritores o escultores entre otros.

Los recitales de jazz y los conciertos de música de cuerda son muy habituales en el cementerio Zentralfriedhof que amenizan los paseos de los visitantes durante el verano.

Existen varios tours para los visitantes, quienes durante dos horas podrán elegir entre visitar las tumbas judías, los personajes más influyentes de la ciudad de Viena e incluso vivir la experiencia de hacer un paseo nocturno. El precio de cada tour es de 160 euros.

5

Cementerio de Staglieno, Génova (Italia)

Cementerio de Staglieno, Génova (Italia)

El cementerio de Staglieno, se encuentra en la parte alta de una colina en el distrito de Staglieno de Génova, en Italia. En él es posible encontrar la tumba de la esposa de Oscar Wilde, Constance Lloyd, o la del político Giuseppe Mazzini, entre otros.

Cuenta con un total de 1.000 kilómetros cuadrados, y destaca por sus bellas esculturas que han acabado convirtiéndolo en uno de los museos al aire libre más bellos de toda Europa y del mundo. El motivo de estas impresionantes esculturas es la creciente competencia que consiguió enfrentar a las más influyentes familias genovesas de la época, para ver cual de ellas conseguía edificar el panteón más bello a nivel escultórico.

Así, hoy el visitante puede disfrutar de un agradable paseo en el que será testigo de la más artística representación de la muerte, en forma de las más increíbles esculturas llevadas a cabo por artistas de renombre como Leonardo Bistolfi, Augusto Rivalta o Giulio Monteverde. Se podrán ver esculturas cargadas de un extraordinario realismo, que desprenden en sus gestos el dolor, la angustia y la tristeza ante el fin de la vida. 

La entrada es gratuita.

6

Cementerio de Sudfriedhof, Leipzig (Alemania)

Cementerio de Sudfriedhof, Leipzig (Alemania)

El cementerio de  Sudfriedhof, en la ciudad alemana de Leipzig, ubicado junto al Monumento a la Batalla de las Naciones Unidas, es uno de los lugares más especiales y simbólicos de la ciudad, convirtiéndose además de en un cementerio lleno de historia, en un enorme parque que alberga un total de 9.000 rododendros, algunos de los cuales alcanzan los 4 metros de altura, y que en la época de floración en el mes de mayo consiguen llenar esta bonita necrópolis de colores asombrosos. Las ardillas, conejos e incluso los zorros son habitantes frecuentes de este lúgubre lugar.

Existen numerosas esculturas que embellecen las lápidas, aportándoles un toque nostálgico y estremecedor a la vez. Cabe destacar la torre del enorme campanario construido en su interior, con aproximadamente 60 metros de altura.

La entrada es gratuita.

7

Cementerio Highgate, Londres (Reino Unido)

Cementerio Highgate, Londres (Reino Unido)

El cementerio Highgate de la ciudad de Londres es una de las más bellas obras victorianas y románticas que podemos encontrar en todo el país. Su atmósfera invita a pasear de forma tranquila y pausada, admirando cada una de las lápidas adornadas por la espesa vegetación que inunda el lugar.

Este cementerio es uno de los más visitados por los turistas que llegan a la capital británica, algunos de los cuales se acercan para visitar a uno de sus difuntos más ilustres, el filósofo Karl Marx, con permiso de los descendientes de Shakespeare o el escritor Charles Dickens.

La parte oeste del cementerio es uno de los lugares más bellos del mismo, ya que es aquí donde se puede respirar la auténtica esencia del lugar. Aquí se pueden ver lápidas casi sepultadas por hiedras trepadoras, avenidas oscuras, y un entorno tan desolado como bello. 

Highgate es un ejemplo de la perfecta sintonia entre elegantes lápidas de piedra, vegetación, árboles y ángeles. Una experiencia asombrosa y única. Tal es su importancia que está inscrito en el Registro del Patrimonio Inglés de Parques y Jardines de Interés Histórico Especial.

La entrada a la parte oeste del cementerio tiene un coste de 10 euros aproximadamente. La entrada a la parte este del cementerio cuesta alrededor de 4 euros.



Los cementerios, además de ser lugares evocadores de recuerdos y cargados de una intensa emotividad, albergan autenticas obras de arte, e historias que los convierten en parte silenciosa de la historia. Su especial belleza ha hecho que prolifere con intensidad el turismo de necrópolis, con un encanto único.

Sabías qué...

En Asnières-sur-Seine, a las afueras de Paris existe un cementerio para mascotas, en el cual hay enterrados perros, tortugas, gatos e incluso un león. Se trata del Cimetière des Chiens et Autres Animaux Domestiques.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (248 votos, promedio: 3,96 de 5)
Cargando…