7 clásicas trampas turísticas en Venecia y sus mejores alternativas

Venecia es una de las ciudades más bonitas de Italia, y una de las más románticas del mundo, sin embargo también es escenario de las más típicas trampas turísticas que en lugar de potenciarlos, deslucen los grandes atractivos de esta ciudad tan especial.

Afortunadamente existen ciertas alternativas para evitar caer en este tipo de “timos” de modo que tu viaje Venecia se convierta en una experiencia agradable y llena de buenos momentos disfrutando de sus rincones más especiales, sin tener que sentirnos “engañados”.

Conoce las 7 trampas turísticas más habituales de Venecia y la forma de no caer en ellas.

1

Paseo en góndola

Paseo en góndola

Los paseos en góndola son una de las actividades imperdibles en nuestra visita a Venecia, siendo uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad que ningún turista quiere perderse. Sin embargo, lo cierto es que si no buscamos de forma adecuada podemos ser víctimas de un paseo demasiado caro. Y es que un gondolero puede perfectamente cobrar por un paseo de apenas 45 minutos alrededor de 80 euros.

Alternativa 1

Utilizar el traghetto, el cual se diferencia de la góndola tradicional en que es un poco más grande de tamaño y tiene un uso menos turístico ya que es el medio de transporte más utilizado por los venecianos para cruzar de un lado a otro del canal. La experiencia de navegar sobre las aguas será muy parecida, y la diferencia de precio abismal, pues el costo del pasaje apenas llega a 1 euro.

Alternativa 2

Existe en Venecia una sola escuela para turistas que enseñe a remar góndolas, y ella es Row Venice. El aprender a manejar una góndola será una experiencia que recordarás por siempre, además de aprender un buen bocado de la historia de las góndolas y de la ciudad. El precio de la clase (2 horas de duración) para una persona es de 60 euros, bajando a 40 euros por persona si son pareja, y 100 en total si son una familia (2 adultos y 2 niños).

2

Restaurantes turísticos

Restaurantes turísticos

A la hora de visitar uno de los restaurantes de Venecia, podemos caer en el error de acercarnos a las zonas más turísticas para degustar las especialidades de la ciudad. Muchos restaurantes aprovechan la llegada de los turistas para encarecer el precio de sus platos y pedir más del doble de lo que costaría en cualquier otra zona. A tener especialmente en cuenta es el precio del “coperto“, coste que debemos de pagar por el simple uso del sitio, el mantel y el menaje. Éste no debe de costar más de 1,5 euros. Si intentan cobrar más, busca otro lugar.

En particular, si estás parado sobre el Puente Rialto y te invitan a pasar a un restaurant del sector, intenta evitarlo pues no será la mejor comida que pruebes y estarás pagando mucho más de su valor. 

Alternativa

La forma más económica y recomendable para probar los mejores platos de la cocina veneciana es adentrándonos en las zonas menos concurridas de la ciudad, en aquellos restaurantes menos vistosos y más frecuentados por los ciudadanos.

Especialmente recomendable es probar los cicchetti, los cuales son la versión italiana de las tapas españolas, por lo que cada uno puede costar no más de 1-2 euros. No verás menús en el local por lo que sólo deberás apuntar al que más te gusta para ser servido. Normalmente los comes en el local mientras estás parado y ciertamente son una comida veneciana mucho más típica que lo ofrecido en los restaurantes para turistas, además de codearse con más locales que turistas. 

Además de adentrarnos en su cultura gastronómica, podremos conocer rincones desconocidos y sobre todo disfrutar de una buena comida a un precio mucho más razonable.

3

Café en terrazas

Café en terrazas

Tomar un café en alguna de las plazas más turísticas de Venecia es una de las experiencias más agradables de la que podremos disfrutar. Sin embargo este “placer” puede salirnos un poco caro, ya que en muchos casos las cafeterías aprovechan la llegada de turistas extranjeros para cobrar precios muy desorbitados por hacer uso de sus exclusivos espacios al aire libre. De hecho pueden llegar a cobrar hasta 4 euros por un café.

Alternativa

Tomar un café en Venecia, es agradable y además no demasiado caro, si lo pedimos en la barra. El precio aproximado se sitúa en torno a los 2 euros. Un precio mucho más que razonable que nos permitirá seguir degustando un delicioso café sin gastar una fortuna.

4

Cuidado con las excursiones

Cuidado con las excursiones

Venecia es una ciudad cómoda y muy fácil de andar y de conocer, ya que prácticamente podemos desplazarnos a cualquier punto a pie. Huye de las agencias y guías que ofrecen excursiones a los lugares más emblemáticos de Venecia. En la mayor parte de los casos los precios son muy altos y la duración muy corta. Algunos tours privados de apenas 2 horas rondan los 150 euros. 

Alternativa

Huye de cualquier tipo de oferta atractiva para visitar los mejores sitios de Venecia. La mejor forma de disfrutar de cada sitio especial, sin prisas y tomándonos todo el tiempo que necesitemos es hacer cada visita por nuestra cuenta. Además de ser mucho más económico, nos permitirá saborear cada momento de forma más tranquila y mucho más agradable.

5

Comprar souvenirs

Comprar souvenirs

Cuidado con los pequeños puestos que podemos encontrar en la zona céntrica. Así como con las tiendas de souvenirs situada juntos a los monumentos y plazas más concurridas de la ciudad. Los souvenirs serán especialmente caros, con notables diferencias respecto a los mismos artículos de recuerdo comprados en lugares menos turísticos. Un dato a tener en cuenta si no queremos sentirnos estafados.

Alternativa

Es preferible comprar los souvenirs de Venecia en lugares alejados del centro y de los lugares más importantes de la ciudadAdemás de que encontraremos los mismos modelos, podremos ahorrar una importante cantidad de dinero.

6

Los gelatos

Los gelatos

Después de cruzar innumerables puentes en la ciuda veneciana, podrías pensar en parar en una de las muchas gelaterias de la ciudad y servirte un par de bolas de helado. ¿Una buena idea, no? Incorrecto.

Las gelaterias que están direccionadas a los turistas tienen por lo general el helado apilado a gran altura, y eso es porque tiene crema batida, lo cual ya da una primera indicación de que no es un gelato artesanal y quizás ni siquiera se haya hecho en la isla.

Alternativa 1

Te recomendamos ir a una de las mejores gelaterias de Venecia, con un producto realmente artesanal. Se trata de la Gelateria Alaska, ubicada en Calle Larga dei Bari 1159, en el barrio de Santa Croce. Está atendida por su dueño Carlo y ofrece varios sabores que quizás nunca hayas pensado probar, pero que vale la pena intentarlo. Algunos sabores interesantes son la alcachofa, albahaca o jengibre.

Alternativa 2

También las puedes encontrar en los lugares bien céntricos de Venecia. Otra buena gelateria artesanal es La Mela Verde, cerca de la Plaza San Marco. Te recomendamos el giotto gelato, hecho con chocolate, almendras y coco. Otras exquisitas alternativas son la Uva Fragola y el Pistacchio Siciliano. La dirección es Castello 4977.

7

Los cristales de Murano

Los cristales de Murano

Si quieres llevarte un cristal de la Isla de Murano dada su larga historia y calidad, probablemente los podrás encontrar en los lugares más turísticos de la isla de Venecia. ¿Una buena comprarlos ahí? Ciertamente no. Los precios pueden doblar o incluso triplicar los ofrecidos en la isla misma de Murano, y en muchos casos no estarás comprando un cristal típico de Murano, sino que fabricado en China! Si realmente no tienes tiempo de pasar a Murano, te recomendamos ir a la tienda Segreti Veneziani (San Marco 5335), la cual te dará un certificado de autenticidad junto a tu producto. 

Alternativa

Murano solo queda a 20 minutos en bote desde la isla de Venecia y al ir allí no sólo podrás comprar un producto de calidad y a un precio más barato, sino que también será una perfecta excursión por el día, lejos del gentío que usualmente se encuentra en Venecia. En la isla de Murano podrás pasearte tranquilamente por variedad de tiendas que ofrecen sus cristales, teniendo mucho más opciones de escoger el que más te guste.



Los temidos timos turíticos son uno de los obstáculos a los que debemos prestar especial atención en nuestro viaje a Venecia, de modo que no nos impidan disfrutar de toda su belleza y esplendor.

Sabías qué...

La ciudad de Venecia cuenta aproximadamente con un total de 400 tiendas de recuerdos.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (884 votos, promedio: 4,01 de 5)
Cargando…