7 curiosidades acerca de la Gran Muralla China

Con sus 21.196 kilómetros (sumando todos sus tramos), la Gran Muralla China es uno de los más grandes monumentos de la historia de la humanidad. Conocida por ser «la séptima maravilla del mundo» comenzó a construirse en el siglo V a.C y acabó convirtiéndose en la mayor fortaleza militar de la antigüedad.

La majestuosidad de esta enorme serpiente de piedra, cuyo recorrido se pierde más allá del horizonte, es tal que a su llegada los visitantes no puedan dejar de observar admirados en silencio los miles de años que sus sinuosos muros han soportado, y que costaron el sudor, la sangre y la vida de numerosos trabajadores de la antigua China convertidos hoy en héroes de la muralla. 

Hoy en Tootay queremos que conozcas los datos menos conocidos de este lugar con estas 7 curiosidades sobre la Gran Muralla China.

1

El mayor cementerio del mundo

Además de ser la más larga muralla jamás construida, la Gran Muralla China está considerada como el mayor cementerio del mundo. No es de extrañar, teniendo en cuenta que en su construcción a lo largo de los siglos participaron cientos de miles de personas (en algunas épocas alrededor del 70% de la población china), muchas de ellas esclavos que trabajaban exhaustos día y noche, hasta morir de cansancio.

Otros muchos eran amenazados e incluso asesinados cuando no cumplían con las duras exigencias que demandaba su construcción. La mayoría de los cuerpos de estos esclavos fueron enterrados en las inmediaciones de la Gran Muralla.

La Gran Muralla China es hoy un indudable ejemplo de genialidad arquitectónica y perseverancia, y un triste reflejo de la crueldad y la barbarie humana en pos de objetivos materiales.

2

Cada año acoge una maratón y un festival de música

Cada año acoge una maratón y un festival de música

Además de ser frecuentado por cientos de turistas cada día, la Gran Muralla China es escenario de dos grandes eventos. Uno de ellos es la maratón de la Gran Muralla, que cada año reúne a corredores venidos de todas las partes del mundo. Éstos recorren el tramo conocido con el nombre de «Huangyanguan«, a través del cual deberán subir y bajar la friolera de 5.164 escalones antes de llegar a la meta. Además, la carrera cuenta con un animado ambiente de lo más festivo que incluye personas disfrazadas y divertidos bailes. Una maratón que ya va por su decimosexta edición y que cuenta con un creciente prestigio internacional.

Pero la Gran Muralla China también tiene sitio para los amantes de la música. Así, hace no mucho se ha comenzado a celebrar el Festival de música electrónica YingYang, el cual reúne tanto a artistas locales como otros iconos a nivel mundial. Un evento que contó con un importante éxito de participación y que está llamado a convertirse en un referente para los amantes de la música electrónica.

3

Bento de Góis, el primer europeo en pisarla

Bento de Góis, el primer europeo en pisarla

A pesar de contar con más de 2.000 años de historia, la Gran Muralla China estuvo celosamente custodiada por las distintas dinastías chinas que han pasado por la historia del país. De hecho, no fue hasta el año 1605 cuando se le fue permitido pisarla por primera vez a un occidental: el jesuita portugués Bento de Góes.

Desde comienzos del siglo XVI, varios misioneros portugueses se embarcaban en la entonces llamada «Carrera de las Indias”, un largo viaje que tenía una duración aproximada de siete meses y que suponía dejar atrás su vida para comenzar su carrera teológica en países orientales como Japón, China o la India. Este fue el inicio de la «aventura» que llevaría al misionero Bento de Góes a recorrer más de 4.000 kilómetros cruzando estepas y montañas hasta llegar a encontrar la Gran Muralla China.

4

La Gran Muralla China fue conocida en la antigüedad como Muro de los Diez Mil Li

Antes de ser conocida como la «Gran Muralla China», esta enorme fortificación recibió en la antigüedad el nombre de «Muro de los Diez Mil Li«. El Li era una unidad de medida que actualmente equivale a 500 metros, sin embargo, en la antigüedad la medida no era exacta. Un Li era de mayor o menor longitud en virtud del esfuerzo que costase recorrer un tramo determinado.

El hecho de que la Gran Muralla fuera medida en 10.000 li se debe a que en la antigüedad china 10.000 li equivalían al infinito. Probablemente se asignara esta medida por su largura casi infinita que llegaba a perderse entre valles y montañas recónditos.

5

Un millón de guerreros para custodiarla

Un millón de guerreros para custodiarla

En tiempos de la dinastía Ming, la Gran Muralla China fue defendida por aproximadamente un millón de guerreros, distribuidos a lo largo de toda la fortificación. Su misión era preservarla de la intrusión de nómadas xiongnu, procedentes de Mongolia y Manchuria. 

Para comunicarse entre ellos se utilizaba un práctico sistema de señales de humo. En pocas horas los soldados situados en las torres sabían por la llegada de la espesa nube de humo que estaban en peligro. Para que el humo fuera más denso y pudiera divisarse a varios kilómetros de distancia, se utilizaba excrementos de lobo.

En función de las columnas de humo que se enviaran, los soldados podían conocer la gravedad del aviso. Si el ataque no era mayor a un contingente de 500 hombres se alzaba una sola columna, pero en el caso de contingentes de 10.000 hombres, se alzaban cuatro columnas de humo.

6

Parte de sus cimientos fueron unidos con arroz

Recientes estudios han confirmado que gran parte del mortero con el que se llevó a cabo la edificación de la Gran Muralla se hizo con una mezcla de harina de arroz, arcilla y cal, la cual es capaz de soportar lluvias torrenciales, humedad y temperaturas extremas. 

Esta mezcla de arroz triturado fue utilizada hace aproximadamente 1,500 años para rellenar los huecos que quedaban sin cubrir entre las piedras. Prueba de su increíble resistencia son los numerosos terremotos e inclemencias meteorológicas acaecidas a lo largo de cientos de años sobre varios de sus tramos.

Este tipo de mortero era muy utilizado en la construcción de casas de la época, pagodas y templos, y en décadas pasadas muchos habitantes de las zonas contiguas a la muralla quitaron parte de esta para poder construir sus propias casas. 

7

La leyenda del dragón

La leyenda del dragón

Es bien sabido que la cultura oriental es muy fiel a sus leyendas y mitos. De hecho, se cuenta que un dragón trazó el que debía ser el camino que seguiría la construcción de la Gran Muralla China. Así, los trabajadores debieron de seguir sus huellas para crear el camino que recorre esta gran construcción.

Hay otras atribuciones a la figura del dragón a lo largo de la fortaleza. Uno de los tramos de la muralla (el que sigue su curso natural) desemboca en el mar de Bohai, y es conocido como “la vieja cabeza del dragón”, la cual guarda semejanza con la imagen de un dragón bebiendo agua.



La Gran Muralla China ha acabado convirtiéndose en uno de los signos de identidad del país. Sus muros y piedras desprenden identidad, fortaleza y dignidad, todo un regalo de la historia para la humanidad.

Sabías qué...

La Gran Muralla China comienza a orillas del río Yulu en la frontera con Corea, y finaliza en el desierto de Gobi.