7 curiosidades sobre la Catedral de Notre Dame

Datos curiosos que no sabías acerca de la catedral más famosa de París

La catedral de Notre Dame, se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad de París siendo uno de los monumentos más visitados y admirados de la capital francesa. Sus muros han sido testigos de grandes hechos históricos, derribos y leyendas que han marcado aún más su papel en la historia de Francia.

Más información a continuación...
7 curiosidades sobre la Catedral de Notre Dame

Musa de Victor Hugo y símbolo de grandeza durante el siglo XIV, la catedral de Notre Dame está rodeada de numerosos secretos y curiosidades desconocidos para muchos, y que nos acercarán a la historia de esta joya gótica.

Acompáñanos en este recorrido por las curiosidades sobre la Catedral de Notre Dame de París.

  • 1

    Escenario de importantes hechos históricos

    Escenario de importantes hechos históricos

    n la catedral de Notre Dame han tenido lugar importantes hechos históricos de personajes muy relevantes para la historia de Francia.

    Por un lado tuvo lugar la coronación de Napoleón Bonaparte el 2 de diciembre de 1804, emperador de Francia y uno de los personajes más importantes de la historia. Una coronación concedida por mano propia, en cuyo acto pretendía alejarse de las tradiciones de la Casa Borbón. Tanto es así, que fue el propio Napoleón Bonaparte quién se coronó así mismo tomando la corona de manos del Papa Pío VII. Posteriormente fue el mismo Napoleón el que coronó a su mujer Josefina de Beauharnais.

    Otro de los hechos históricos ocurridos en el interior de la catedral de Notre Dame fue la beatificación de Juana de Arco en el año 1909, personaje clave en la Guerra de los Cien Años y símbolo de unión de la nación francesa que fue quemada en la hoguera.

    La coronación de Enrique VI de Inglaterra fue otro de los grandes acontecimientos de los que la catedral de Notre Dame ha sido testigo, en el año 1429, así como la celebración de la Misa de Réquiem del general Charles de Gaulle.

  • 2

    Víctima de asedios y derribos

    Víctima de asedios y derribos

    Construida en el año 528 por orden de Childeberto I, se convirtió en la catedral de París, sin embargo en el año 1160 el obispo Maurice de Sully no la consideró digna de ostentar tanta importancia y tomo la decisión de su derribo.

    La catedral en el estilo tal y como la conocemos hoy día comenzó a construirse en el año 1163 bajo el reinado de Luis VII, pero no fue sino en el año 1793 cuando sufrió el más duro de todos sus asedios durante la Revolución francesa. Fue entonces cuando gran parte de sus esculturas y tesoros fueron destruidos y robados. Uno de los conjuntos escultóricos más importantes de la catedral, el cual representa a los 28 reyes de Judá, fue derribado con la falsa creencia de que representaban a los reyes de Francia. Cada uno de los reyes fue decapitado, y hoy día pueden verse las cabezas en el Museo de la Edad Media.

    En el año 1871 un levantamiento civil pretendía quemar la catedral, de hecho en su interior tuvo lugar un incendio con sillas y bancos de madera que afortunadamente no acabaron con el monumento.

    Afortunadamente hoy día podemos disfrutar de todo el esplendor de la catedral.

  • 3

    La leyenda de las gárgolas

    La leyenda de las gárgolas

    A lo largo de los siglos, la catedral de Notre Dame ha sido objeto de numerosos derribos y asedios que provocaron su reconstrucción.

    Las gárgolas son uno de los elementos arquitectónicos más característicos de la catedral de Notre Dame, las cuales tienen como principal función evacuar el agua de los tejados. Sin embargo por alguna extraña razón las quimeras y gárgolas que adornan la catedral de Notre Dame están rodeadas de un sutil halo de misterio, quizá en parte debido a la leyenda que gira en torno a su presencia en el monumento.

    Se dice que el día en el que Juana de Arco fue quemada en la hoguera, a la caída de la noche las gárgolas despertaron y abandonaron su caparazón de piedra con la intención de vengar su muerte y arrasar la ciudad. Desplegaron sus alas y sobrevolaron París causando el terror de sus habitantes. A la mañana siguiente, cientos de cadáveres pertenecientes a la muchedumbre que había acudido a presenciar la muerte de la heroína, inundaban las calles de la ciudad.

    Hoy día, las gárgolas aposentadas en los vértices de las torres de la catedral observan la ciudad vigilando expectantes el devenir de los siglos sobre la ciudad de la luz.

  • 4

    La Fiesta del Asno

    La Fiesta del Asno

    Además de los numerosos hechos históricos que han acontecido en la catedral de Notre Dame, el monumento también ha sido centro de celebración de fiestas populares como por ejemplo la Fiesta del Asno.

    Así, cada 26 de diciembre un ciudadano de París era elegido para ejercer como “obispillo”. La persona que debía tomar tal papel era vestida al igual que un obispo y montada en un asno. Así debía recorrer el interior de la catedral de Notre Dame atravesando un pasillo de fieles que bailaban y cantaban disfrazados. Al acabar el desfile celebraban una gran comida.

  • 5

    ¿Existió el Jorobado de Notre Dame?

    ¿Existió el Jorobado de Notre Dame?

    Si hay un personaje íntimamente relacionado con la catedral de Notre Dame, ese es Quasimodo o también conocido como el Jorobado de Notre Dame. El personaje creado por Victor Hugo ha sido objeto de muchas suposiciones ¿existió realmente o fue fruto de una simple invención?

    El Jorobado de Notre Dame no existió tal y como nos relata Victor Hugo en su novela, pero sí existió una persona que fue quien inspiró al escritor para crear tal personaje. Se trataba de uno de los escultores que trabajó en la remodelación de la catedral durante el año 1820, el cual se caracterizaba por ser jorobado. Victor Hugo, que por aquel entonces vivía en el mismo distrito en el cual trabajaba el escultor, pudo ver en él al personaje que más tarde le daría fama mundial.

  • 6

    La Leyenda de la Puerta del Diablo

    La Leyenda de la Puerta del Diablo

    Una de las leyendas más conocidas de la catedral de Notre Dame es la de la Puerta del Diablo. Esta historia nos habla acerca de un joven cerrajero, Biscornet, a quién le fue encargada la puerta lateral de la catedral, la cual recibe el nombre de la puerta de Santa Ana. Tal encargo abrumó al cerrajero quien invocó al diablo para pedirle ayuda encomendándole su alma a cambio de conseguir un gran trabajo que le diera el ascenso a maestro cerrajero.

    Así fue como al día siguiente, y con un maravilloso trabajo de forja realizado, Biscornet fue elogiado y alabado por tan arduo trabajo consiguiendo la condición de “Maître”. El diablo apresurado por conseguir el alma pactada del cerrajero no dejó de atormentarlo hasta que éste apareció muerto en su cama en extrañas condiciones.

    Hoy día la puerta de Santa Ana y su maravilloso forjado sigue siendo objeto de especulaciones. En él se podía observar la cabeza de un diablo y un trabajo de extraordinaria precisión difícilmente atribuible a un joven aprendiz y a las rudimentarias herramientas de la época. En el año 1860 la obra de Biscornet fue sustituída, aunque se dice que su alma recorre Notre Dame.

  • 7

    Notre Dame, punto 0 de Francia

    Notre Dame, punto 0 de Francia

    En la plaza en la cual se encuentra la catedral de Notre Dame, podemos observa un enorme medallón que recuerda a la forma de una rosa de los vientos. Este punto indica el punto 0 a partir del cual se miden las distancias en Francia, siendo considerado además el centro de la ciudad de París.

Notre Dame es hoy día un referente del estilo gótico y uno de los monumentos más elegantes y señoriales de la capital francesa, un lugar de obligada visita que nos trasladará a las épocas de esplendor, de guerras y de hechos que marcaron la historia de París.