Gastronomía típica de Dinamarca

La gastronomía en Dinamarca es todo un referente en los países escandinavos en general. Es una cocina con influencias francesas especialmente, aunque también se pueden encontrar ciertos toques de la cocina italiana. Muchos de sus platos más tradicionales hoy día provienen de las costumbres del campo, por lo que muchos de ellos son contundentes y especialmente sabrosos, abundando los productos de la zona como el pescado, el marisco o la carne. Descubre los sabores más característicos de la comida danesa.

Platos más populares de la cocina danesa

Platos salados

Smørrebrød

Si hay un plato popularmente conocido dentro de la comida típica de Dinamarca, es el smørrebrød (pan con manteca) que se ha convertido en el almuerzo danés por excelencia. Consiste en una rebanada de pan negro o pan de centeno con mantequilla al que se añaden algunos ingredientes frios que la persona puede elegir libremente: queso, salmón, carne, huevos, salchichas, patatas, salsa…

Un plato sencillo, que admite numerosas posibilidades y que sin embargo cuenta con siglos de historia, pues su origen se remonta al siglo XIX. En Copenhague, hay algunos restaurantes que se dedican en exclusiva a vender este plato como icono de la cocina danesa. Uno de ellos es el de Oskar Davidsen, con un total de 190 combinaciones diferentes y que lleva en activo desde hace más de cinco generaciones familiares, aunque puedes encontrar otros muchos lugares especializados en cualquier ciudad.

Una de la razones por las que este plato resulta tan popular, de debe en parte a la afición que los daneses tienen por el pan de centeno moreno, que ellos conocen con el nombre de rugbrød. Este tipo de pan contiene muy poca grasa, pero es muy rico en fibra alimenticia, de modo que resulta más sano y nutritivo. Es por ello que este pan, se ha convertido en el favorito para disfrutar de cualquier deliciosa variedad de smørrebrød.

Flæskesteg

El flæskesteg es otro de los platos más conocidos de la comida de Dinamarca, consistente en cerdo asado, que se come popularmente en la noche del 24 de diciembre. Concretamente se utiliza la parte del lomo con la piel.

Y es que la carne del cerdo es una de las favoritas de los daneses, a quienes les encanta degustar especialmente el jamón y las salchichas procedentes de la carne de este animal. El truco de este plato, consiste en cocinar la carne con la piel del animal, ya que esto le confiere una cubierta dorada y crujiente que lo hace excelente para los paladares más delicados. Las patatas caramelizadas, son un excelente acompañamiento para un plato tan popular.

Frikadeller

Los frikadeller, son las albóndigas de carne danesas, muy populares en Dinamarca y en la gastronomía nórdica en general. La receta tradicional se elabora con cerdo y ternera y aunque en un principio se elaboran con forma de bola, posteriormente se aplanan, pues esa es la forma clásica de los frikadeller.

Los frikadeller se acompañan con ensalada e incluso se pueden encontrar sandwiches o los conocidos smørrebrød, con los famosos frikadeller.

Millionbof

Otra comida danesa que no puedes dejar de probar si visitas Dinamarca, es el millionbof (millón de carnes), un plato de carne que se acompaña generalmente de puré de patatas, arroz o pasta. Su nombre hace referencia a la presentación del plato, consistente en pequeños pedazos de carne fritos en aceite.

El millionbof se puede preparar de diferentes formas, pudiendo añadir verduras e incluso condimentarlo con paprika.

Dulces

Wienerbrød

También conocido con el nombre de “pan de Viena”, es el wienerbrød es un postre muy típico en Dinamarca que tiene el aspecto de un hojaldre enrollado que se rellena de diversas formas, siendo las más tradicionales la manzana o las almendras y canela. Es un dulce que se puede tomar como postre, aunque también es muy popular en las celebraciones de los daneses.

Recibe el nombre de “pan de Viena” o “pan vienés” dado que el pastelero que inventó la receta, en el siglo XVIII se trasladó a la capital austriaca para asegurarse de perfeccionarlo y crear un pastel de sabor único.

Kransekake

El krasenkake o “tarta de anillo”, es uno de los postres más populares en Dinamarca, y también en Noruega. El aspecto es muy original ya que está formado por una serie de anillos que se van colocando unos sobre otros para formar una pirámide, y se elabora siguiendo una receta similar a la del mazapán, con almendra, azúcar y huevos.

La forma de comer el kransekake es despegando uno a uno los anillos. Al tacto parecen duros, pero un buen kransekake resultará suave al paladar. Entre las costumbres y tradiciones del país danés, está comerlo en Nochevieja o en bodas, aunque siempre es una buena ocasión para deleitarse con este original postre de la cocina danesa.

Æbleskiver

Otro de los grandes postres tradicionales de la cocina nacional danesa son los Æbleskiver, una receta cuyos orígenes se remontan a la época de los vikingos. Como curiosidad del país danés, debes saber que este era de hecho uno de sus postres favoritos, y los elaboraban utilizando el casco con cuernos para conseguir la forma redonda que los caracteriza y sirviéndose de los escudos como sartén.

Los Æbleskiver son como panqueques pequeños de forma esférica que se sirven con mermelada de frutos rojos tradicionalmente, aunque admite otros muchos acompañamientos. Las recetas pueden variar e incluir un relleno dulce o salado y se comen en cualquier ocasión, desde un desayuno o merienda, hasta una cena ligera.

Bebidas

Akvavit

Originaria de los países escandinavos, la bebida conocida como akvavit (del latin aqua vitae, agua de vida) goza de gran popularidad en Dinamarca. Su origen se encuentra en el año 1512, cuando el Arzobispo de Noruega, Olav Engelbrets, recibió una misiva de parte del danés Eske Bille junto con una botella de akvavit que según rezaba en su descripción “es una ayuda para toda la clase de enfermedades que un hombre pueda tener internamente y externamente”.

Su elaboración se lleva a cabo a partir de la destilación de patatas o de cereales, y aromatizada con pimienta y comino. Una de las ciudades más importantes en cuanto a la destilación de esta bebida es Aalborg. Como curiosidad, hay que destacar que una costumbre muy arraigada consiste en combinar el akvavit con cerveza, además es una bebida muy valorada tras una comida copiosa, ya que facilita la digestión de los platos grasos.



Si bien hoy día, la gastronomía moderna en Dinamarca, y especialmente en Copenhague, sigue tendencias muy modernas inspiradas por la “nouvelle cuisine” francesa, no hay nada mejor que disfrutar de sus sabores tradicionales para descubrir la verdadera esencia de los platos daneses.

Sabías qué...

Dinamarca tiene el honor de contar entre su numerosa oferta gastronómica al prestigioso restaurante Noma, situado en Copenhague, ganador del título al mejor restaurante del mundo en los años 2010 y 2011.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (88 votos, promedio: 3,77 de 5)
Cargando…