Escapadas románticas en España

España es un país lleno de cultura, historia y rincones con encanto. Desde el norte hasta el sur, sus islas, costas, montañas y paisajes aguardan a los románticos viajeros para ofrecerles una escapada llena de sorpresas, paisajes espectaculares, ciudades y pequeños pueblos para disfrutar y vivir intensamente. 

Si estás buscando escapadas románticas por España para sorprender a tu pareja, has llegado al lugar ideal, ya que te mostraremos algunos de los rincones más especiales del territorio español, para compartir con esa persona especial.

1

Granada

Granada

En Andalucía encontramos la ciudad de Granada, uno de los últimos rincones de España que aún conserva la belleza y el ambiente de la época en la que estuvo en manos árabes. Pasear por los fabulosos jardines de la Alhambra, disfrutar de las vistas nocturnas desde el romántico Mirador de San Nicolás, y descubrir los rincones del barrio del Albaicín al son de las guitarras flamencas, son solo algunos de los placeres especialmente pensados para disfrutar en pareja. Un destino lleno de historia que desprende un ambiente mágico.

2

Monasterio de Piedra (Zaragoza)

Monasterio de Piedra (Zaragoza)

En la localidad de Nuévalos, muy cerca de Zaragoza, se encuentra el impresionante Parque del Monasterio de Piedra. Rodeado de uno de los más fascinantes entornos naturales de todo el país, el sonido de las cascadas de agua recibe a los visitantes quienes tendrán la oportunidad de pasear entre grutas, bosques de ribera, arroyos y ríos.

Cabe destacar la visita al Monasterio Cisterciense del siglo XII, y el alojamiento en el Hotel del Monasterio de Piedra, un lugar cálido y muy acogedor, en el se puede disfrutar de espacios tan especiales como el jardín conocido como “El Rincón del Poeta”, o relajarse con una sesión de spa bajo bóvedas con siglos de antigüedad, siendo todo un placer para el cuerpo y para los sentidos.

3

Lagos de Covadonga (Asturias)

Lagos de Covadonga (Asturias)

Situados en los Picos de Europa, los Lagos de Covadonga son el lugar perfecto para disfrutar de la belleza del entorno natural asturiano. Los lagos Enol y Ercina, situados a los pies de la montaña, ofrecen una estampa de singular belleza que se ve engrandecida por las vistas que se divisan desde el conocido como Mirador de la Reina.

Las noches estrelladas desde este emplazamiento único, es una de las más sobrecogedoras y especiales sensaciones que esta zona regala a los viajeros más románticos.

4

La Albufera (Valencia)

La Albufera (Valencia)

Situada en la provincia de Valencia, se encuentra el Parque Natural de La Albufera. Este enclave natural cuenta con el lago más grande de España, el cual se encuentra separado por las tranquilas aguas del Mar Mediterráneo por una extensa lengua de tierra. Arrozales, bosques y playas rodean este tesoro natural el cual presenta, entre otros muchos encantos, la posibilidad de disfrutar en barca de uno de los atardeceres más bonitos de toda la costa española

5

Parque Natural del Montseny (Cataluña)

Parque Natural del Montseny (Cataluña)

Situado en la Cordillera catalana, el Parque Natural del Montseny alberga algunos de los paisajes naturales más asombrosos de todo el mundo, que le valieron la declaración de Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Una paseo por el bosque de Santa Fe, disfrutar de un agradable paseo a caballo, o respirar el aire limpio de las montañas bajo el relajante sonido de las cascadas, será una de las más inolvidables experiencias que cualquier pareja de enamorados guardará en su memoria.

6

Toledo (Castilla la Mancha)

Toledo (Castilla la Mancha)

Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad, alberga un pasado lleno de historia y leyendas fruto de la convivencia de tres culturas diferentes cuyas huellas aún perduran entre los muros de la ciudad: judíos, musulmanes y cristianos. Un paseo por el Toledo más monumental da la oportunidad de visitar sinagogas, conventos, termas romanas, mezquitas e incluso puentes que guardan un pequeño trozo de la historia de tan señorial ciudad. No olvides visitar el Museo de El Greco y también la Catedral de Santa María de Toledo, cuya construcción data del siglo XIII, y considerada por muchos como el edificio gótico más impresionante de España.

7

Pirineo Aragonés

Pirineo Aragonés

El Pirineo Aragonés, al norte de España, es el rincón perfecto para desconectar de la ajetreada vida de la ciudad, y disfrutar de una escapada romántica en un entorno natural privilegiado. Sus pequeños pueblos, que parecen haber quedado anclados en el tiempo, disfrutan de un escenario único donde los picos escarpados de las montañas que ejercen de guardianas conservan la nieve durante la práctica totalidad del año.

Nada más y nada menos que cinco estaciones de esquí, entre las que cabe destacar la de Candanchú o Formigal, esperan a los viajeros que acuden en busca de una jornada relajante y divertida. Y durante los meses de verano, los ríos formados por el agua que viene de las montañas conforman parajes naturales en los que se puede disfrutar de deportes como la pesca o el piragüismo. 

8

Salamanca (Castilla y León)

Salamanca (Castilla y León)

Castilla y León cuenta con una de las ciudades más monumentales y románticas de España: Salamanca. Situada a orillas del río Tormes, conserva las huellas de personajes tan relevantes en la historia literaria y religiosa de la ciudad como Lope de Vega, Unamuno, Santa Teresa o Fray Luis de León.

La Casa de las Conchas, la Plaza Mayor, la Universidad y la imponente Catedral, son algunas de las maravillas que sorpenderán a sus visitantes. La subida al mirador de las torres de la Clerecía permitirá a los viajeros más románticos disfrutar de una vista inolvidable, aunque sin duda alguna uno de los momentos más inolvidables y mágicos del día sucederá al caer la noche cuando el atardecer cae sobre la ciudad. Un momento lleno de magia y romanticismo indispensable para cualquier pareja de enamorados.



La diversidad de paisajes, ciudades y pequeños pueblos que inundan la geografía española, hacen que decidirse por un sitio romántico para disfrutar en pareja se convierta siempre en una decisión acertada. Ya sea por la historia que rodea cada rincón, como por la belleza de cada entorno, una escapada se convertirá en una experiencia llena de sensaciones y vivencias únicas.

Sabías qué...

El Monasterio de Piedra alberga ente sus muros infinidad de curiosidades que pocos visitantes conocen. Una de ellas acontece en la que fuera la antigua cocina del monasterio, en la cual se cocinó el chocolate por vez primera en toda Europa. Fue en el año 1534 gracias a una receta que vino desde México. Las paredes hoy día mantienen su color ennegrecido.