Cómo evitar el jet lag

No hay duda de que el hecho de poder surcar los cielos y atravesar miles de kilómetros en tan solo unas horas hasta llegar al otro lado del mundo se ha convertido en uno de los mayores placeres para los viajeros más empedernidos. Sin embargo, la aparición del jet lag es uno de los efectos más temidos a la hora de viajar y se debe al brusco cambio de horarios que supone viajar de un destino a otro, cuando existe una amplia diferencia horaria entre ellos.

También conocido como “síndrome de los husos horarios“, éste puede ocasionar sensación de somnolencia, cansancio e incluso dificultades para poder conciliar el sueño. Afortunadamente existen una serie de medidas que sirven para reducir sus efectos, e incluso hacerlos desaparecer. Descubre cómo prevenir los efectos del jet lag para disfrutar de tu viaje plenamente.

1

Adaptando horarios

Adaptando horarios

Una forma muy efectiva de mitigar los efectos del jet lag consiste en ir adaptando el cuerpo poco a poco durante los días previos al viaje. En función de la diferencia horaria que exista entre el lugar de origen y el de destino, conviene ir cambiando ciertos hábitos cada día, adelantando o atrasando una hora, según convenga, el horario de la comida o del sueño.

Realizando esta adaptación al menos una o dos semanas antes de que llegue el día del viaje, iremos equilibrando el cuerpo para que, una vez en el lugar de destino, le sea mucho más fácil acomodarse a los horarios de comidas y de sueño sin apenas notarlo.

2

Mantener una buena hidratación

Uno de los efectos más acusados del jet lag es la deshidratación. Ésta se debe, principalmente, al ambiente seco permanente que se origina en la cabina del avión durante muchas horas seguidas, lo cual hace que el nivel de hidratación se vea seriamente afectado.

Evita las bebidas alcohólicas o aquellas con un alto índice de cafeína, ya que éstas, en lugar de reducir la deshidratación, agravarán la sensación de cansancio e incluso pueden sentar realmente mal. El agua y los zumos de frutas serán sin duda tus mejores aliados.

3

Incluye alimentos con proteínas

Incluye alimentos con proteínas

Cuando llegues al lugar de destino, elige alimentos con un alto índice en proteínas. Las proteínas, ingeridas especialmente durante el desayuno y la comida, ayudan a reactivar el cuerpo y suponen una saludable inyección de energía para mantenerse despierto durante buena parte del día, evitando así el cansancio provocado por el jet lag. Huevos, carne, pescado, soja y verdura son buenas opciones para disfrutar de una alimentación óptima.

4

Aprovecha los rayos del sol

A tu llegada al país de destino, no dudes en aprovechar al máximo las horas de sol. Deja que los rayos de sol te acompañen, sal a pasear y disfruta de todos los beneficios que el sol puede aportarte para evitar el cansancio y el sueño producidos por el jet lag.

Exponer el cuerpo a la luz natural del sol, ayudará a que tu reloj biológico note el cambio, y en seguida comience a ir modificando los hábitos para mantener el cuerpo en marcha.

5

Aprovecha para dormir en el avión

Aprovecha para dormir en el avión

Dormir en el avión es una de las mejores formas de descansar durante el viaje y conseguir que los efectos del jet lag apenas se noten una vez que aterrices en el país de destino. Para facilitar el sueño, puedes optar por llevarte una cómoda almohada de viaje, tener a mano un reproductor mp3 con música relajante, y colocarte un antifaz para evitar que la luz te moleste. 

Una vez finalizado el viaje, llegarás con la mente mucho más despejada y el cuerpo más descansado, por lo que adaptarte a los nuevos horarios será una tarea mucho más fácil.

6

Ingiere melatonina

La melatonina es uno de los remedios cada vez más utilizado por aquellas personas que por cuestiones laborales o de ocio, sufren continuamente los efectos del jet lag. Esta hormona, la cual siempre debe de administrarse bajo supervisión médica, ayuda a reducir el tiempo del sueño, pero facilita que éste sea mucho más efectivo y, por tanto, que la sensación de descanso sea mayor.

La ingesta de melatonina ayuda, en definitiva, a equilibrar el reloj biológico interno y a equilibrar los ciclos de sueño de forma que para muchas personas resulta uno de los remedios más eficientes para evitar el jet lag.



El jet lag supone un importante desequilibrio físico para el viajero, sin embargo, siguiendo estos prácticos y fáciles consejos reduciremos en gran medida sus efectos, y por lo tanto podremos disfrutar más intensamente de nuestro viaje con todas nuestras capacidades al 100%.

Sabías qué...

Curiosamente, los efectos del jet lag se incrementan o reducen en función de la dirección hacia la cual viajemos. Si viajamos hacia el este perdemos horas, y por tanto los efectos del jet lag se incrementan. Por el contrario, viajar hacia el oeste nos ayuda a ganar horas y por tanto notaremos mucho menos el jet lag.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (265 votos, promedio: 3,97 de 5)
Cargando…