8 dulces típicos parisinos que debes probar

La gastronomía francesa, ha conseguido adquirir fama mundial gracias a sus especialidades conocidas en gran parte del mundo. Sin embargo no menos importante es su deliciosa pastelería, destacando las especialidades parisinas, auténticas maravillas para el paladar.

De hecho algunas de las más importantes pâtisseries parisinas, han adquirido una gran popularidad por sus deliciosos pasteles, los cuales invitan a dejarse llevar por el bohemio y nostálgico ambiente parisino en compañía de un delicioso café.

Conoce cuáles son los dulces típicos de París que no puedes dejar de probar.

1

Macarons

Macarons

Si hay una especialidad auténticamente parisina, que no puedes dejar de probar, esos son los conocidos macarons. Pequeñas galletas redondas rellenas de crema de diferentes sabores que se distinguen especialmente por sus llamativos colores.

Tan atractivos como deliciosos, estos pequeños bocados se han convertido en una de las especialidades imprescindibles en cualquier pastelería francesa que se precie. Aunque si hay unos macarons célebres en la ciudad de París estos son los de Ladurée, probablemente la cadena de pastelerías más famosas de Francia que podemos encontrar en diferentes rincones de París. A veces es necesario incluso esperar cola para hacerse con sus deliciosos macarons de frambuesa, chocolate o caramelo entre otros muchos sabores.

Nada tienen que envidiarle los macarons de Pierre Hermé, en la Rue Bonaparte, los cuales destacan por sus exóticos sabores destacando los de trufa blanca con avellanas, fruta de la pasión con chocolate con leche o calabaza y maíz. Originales, vistosos y de un sabor inconfundible.

2

Croissants

Croissants

A pesar de que tienen su origen en la ciudad de Viena, los croissants han adquirido gran fama desde su introducción en Francia, en el año 1939. Y así es como hoy día desayunar un delicioso croissant recién hecho se ha convertido en una de las costumbres más populares de la capital francesa.

Su aroma a mantequilla, la corteza crujiente y un perfecto laminado interior son indicativos de que nos encontramos ante un croissant de gran calidad.

Uno de los lugares más famosos de París, en los que podremos degustar un delicioso croissant es la Boulangerie-Pâtisserie Schou, situada a pocos minutos de la Torre Eiffel, en la 96 Rue Faisanderie. Y si prefieres probar una nueva especialidad de croissants, no dejes de visitar La Flûte Gana en la esquina de Rue des Pyrénées y la Rue Orfila donde se sirven deliciosos croissants de almendra con crema del mismo sabor.

3

Crèpes

Crèpes

Los crèpes se han convertido en una de las delicias más populares de París a nivel internacional. Esta especialidad consiste en una masa elaborada con harina de trigo y de forma redondeada, la cual se puede rellenar tanto de dulce como de salado. Se dobla haciendo la forma de un triángulo y puede combinarse de nata, fresas, chocolate o cualquier otro acompañamiento.

En París encontraremos numerosas pastelería especializadas en los crèpes siendo algunas de las más célebres Au P’tit Grec, en la 68 Rue Mouffetard. En pleno barrio latino se encuentra este pequeño local que ofrece una amplia variedad de crèpes a un muy buen precio. Rellenos de plátano y nueces, champiñones y lechuga, cebolla caramelizada y foie… Cada uno de ellos elaborado con esmero.

La Crêpe de Brocéliande, es otro de los lugares recomendables para probar deliciosos crèpes. En el corazón de Montmartre, merece una especial mención los crèpes de mantequilla, manzana y caramelo.

4

Merveilleux

Merveilleux

Las pequeñas tartitas de merengue parisinas, conocidas con el nombre de “Merveilleux”, no pueden tener un mejor nombre. Y es que estos maravillosos pasteles se han convertido en una de las delicias imprescindibles para los amantes de los bocados dulces.

La mejor pastelería parisina para degustar tan típica especialidad es “Aux Merveilleux”. Su nombre lo dice todo, y es que aquí encontraremos las más deliciosas variedades de los tradicionales merveilleux en el 129 de la Rue Saint Charles.

Pequeños bocados de merveilleux rellenos del tradicional merengue y recubiertos de café, chocolate blanco o cereza en diferentes tamaños y con toda la dedicación de grandes maestros de la pastelería parisina.

5

Soufflé

Soufflé

El soufflé es una de las especialidades parisinas más versátiles que podemos encontrar, ya que puede tomarse tanto como postre, como para un plato principal. Elaborado con salsa bechamel y claras de huevo batidas a punto de nieve, su preparación requiere de cierta habilidad culinaria para darle el toque perfecto. Esponjoso y ligero, constituye uno de los mejores bocados parisinos.

Cerca de la Plaza de la Concordia encontraremos “Le Souffle”, un local especializado en todo tipo de variedades de este plato que cuenta con más de 50 años de trayectoria.

Soufflés salados con espinacas y queso de cabra o salsa de ave con champiñones, o soufflés dulces como el tradicional de chocolate o el de frutos del bosque. Todo un paraíso para los amantes del soufflé.

6

Paris-Brest

Paris-Brest

El dulce conocido con el nombre de Paris-Brest cuenta con una peculiar forma que recuerda a una corona o la rueda de una bicicleta, rellena de café o praliné y decorada con almendras laminadas, chocolate o azúcar.

La “Patisserie des rêves”, con diversas boutiques repartidas por la ciudad, se ha convertido en uno de los lugares más célebres para degustar el Paris-Brest, con mostradores originales y una decoración que no deja lugar a dudas de la calidad de tan deliciosos dulces.

7

Brioche

Brioche

El brioche es una delicia francesa, muy popular en Francia que se caracteriza por su textura dulce y esponjosa, elaborada a base de huevos, mantequilla, levadura, leche y azúcar. Al hornearlo adquiere un bonito color dorado que lo convierte en una delicia muy apetecible.

El brioche puede tomarse solo o con algún relleno, tanto para el desayuno como para la merienda. Incluso hay quien toma brioche como acompañamiento con foie o mantequilla.

Hay muchas pastelerías y cafeterías en las que podremos degustar un delicioso brioche. Cabe mencionar especialmente Le Brioche Dorée en la Avenida de los Campos Elíseos, donde además de ofrecer diversas especialidades como croissants o baguettes, cuentan con diversas especialidades de brioche.

Una forma original y deliciosa de tomar un brioche en París será lo que encontrarás en las heladerías parisinas de la cadena Amorino, donde eliges tu sabor de helado favorito y te lo colocan a modo de sándwich en el interior de un brioche, que meten en una sandwichera. Por fuera degustarás un delicioso brioche, y por dentro tu helado favorito en una combinación asombrosa de excelente sabor.

8

Éclair

Éclair

El origen del dulce conocido como éclair, uno de los más deliciosos y clásicos postres franceses, se encuentra en el siglo XIX. El nombre de eclair cuyo significado es “relámpago”, se debe a su forma alargada y sinuosa. Se realiza a base de una masa ligera conocida con el nombre de “masa choux”, realizada con leche, huevos, harina y mantequilla.

El relleno del éclair, así como la parte que lo recubre puede variar. Así encontraremos deliciosos éclairs rellenos de chocolate, merengue, crema de café o crema pastelera y recubiertos de la misma forma.

El lugar ideal para disfrutar de estos deliciosos pasteles está en L’Éclair de Génie, junto al Metro Saint Paul, el cual además de los tradicionales sabores, ofrece otros éclairs más originales elaborados con higos merengue de limón, o foie gras.



La pastelería parisina es una de las mejores del mundo, y todo un paraíso para los amantes del dulce quiénes encontrarán en cada una de sus especialidades una deliciosa experiencia de sabor.

Sabías qué...

El dulce de Le Paris-Brest tiene este nombre en honor a la carrera de bicicletas que se realizó entre las ciudades de París y Brest en el año 1891 la cual tenía una longitud de 1.200 kilómetros.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (115 votos, promedio: 4,03 de 5)
Cargando…