Curiosidades de Hungría y su población

Existen muchas curiosidades en Hungría que son dignas de mención, y es que este rincón centroeuropeo atesora inventos sorprendentes y cuenta con rincones maravillosos que merece la pena descubrir. Hungría es un lugar en el que aún perviven los recuerdos de su agitada historia, especialmente en Budapest, y en cada uno de sus rincones se respira un poco de tradición y de cultura. No te pierdas sus curiosidades más sorprendentes.

Cosas curiosas que debes saber antes de viajar al país húngaro

Datos generales

  • El nombre de la capital de Hungría, Budapest, es el resultado de dos nombres de ciudades Buda y Pest, las cuales se unieron, junto con Óbuda, para formar la actual Budapest en el año 1873.
  • Hungría fue fundada en el año 896.
  • Budapest no siempre fue la capital de Hungría. Hasta el siglo XIII, la capital fue Esztergom, el lugar en el cual nació San Esteban.
  • En Budapest está prohibida la edificación de rascacielos y, en general, de cualquier edificio que supere los 96 metros de altura, pues este privilegio solo pueden ostentarlo dos de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Parlamento y la Basílica de San Esteban.
  • Budapest cuenta con el sistema de cuevas geotérmicas más grande del planeta, es por ello que es una de las ciudades más famosas por sus balnearios. Solamente en la ciudad se pueden ver y visitar 118 fuentes termales.
  • La palabra Hungría, en el idioma del lugar es Magyarország.
  • El idioma que se habla tiene la misma raíz que el finlandés, aunque tiene influencias del alemán, turco, latín y eslavo.
  • La capital, Budapest, pudo haberse llamado Pestbuda, ya que en el momento en el que se decidió como se llamaría, hubo un debate acerca de cuál de las dos ciudades debía ir en primer lugar. Finalmente, se optó porque la ciudad se llamara Budapest, al ser la ciudad de Buda la situada más al oeste.

Inventos húngaros

  • El famoso y casi “imposible” cubo de Rubik, fue inventado por Erno Rubik en el año 1974.
  • La invención del actual bolígrafo, se la debemos al periodista de nombre László József Bíró quien cansado de lo problemático de utilizar una pluma, decidió idear un sistema mucho más fácil y funcional.
  • El holograma, la imagen que se proyecta en tres dimensiones a partir de un haz de luz y que hoy día es utilizada en numerosos ámbitos como uno de los grandes avances tecnológicos, es invento del húngaro Dénes Gábor, quien fue premiado con el Premio Nobel de Física de 1971.
  • La vitamina C fue descubierta por el médico y bioquímico Albert Szent-Györgyi, ganador, también, del Premio Nobel de Medicina en 1937.

Personalidades húngaras

  • Uno de los grandes ilusionistas de todos los tiempos, Erik Weisz, más conocido como Harry Houdini, era de Budapest.
  • Joseph Pulitzer es otro de los personajes más conocidos de Hungría. El afamado y controvertido periodista es conocido, entre otros logros, por ser el fundador de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia. En la actualidad se otorgan unos premios con su apellido desde hace más de 100 años.
  • Otro de los personajes más recordados y queridos de la historia de Hungría es la emperatriz Sissi. Una buena forma de recordarla es visitando el café Ruszwurm, un precioso lugar con muchos años de historia que está ambientado con la decoración de la época (data del año 1827) y al que Sissi acudía habitualmente durante su estancia en Budapest.

Otros

  • En Hungría, concretamente en el Parque Nacional de Aggtelek, se encuentra la cueva de Baradía, la cueva de estalactitas más grande de Europa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • Los leones que se encuentran al comienzo del Puente de las Cadenas, en Budapest, no tienen lengua. La leyenda dice que su creador se suicidó arrojándose al río, cuando un niño desveló este misterio en la inauguración de las estatuas.
  • En Budapest se encuentra la segunda línea de metro más antigua de Europa (la primera es la de Londres). El metro se inauguró en el año 1896.
  • El majestuoso e imponente Parlamento de Hungría, es el tercero más grande de todos los países (solo superado por el rumano y el argentino) y en su interior se utilizaron, para decoración, nada más y nada menos que 40 kilos de oro.
  • Uno de los lugares más emblemáticos de Budapest, es la Plaza de los Héroes, en cuyo lugar se alzan un imponente monumento que conmemora la historia de los 14 reyes húngaros más importantes de su historia. Durante la época del comunismo, este monumento fue tapado con una enorme cortina roja que se derribó en la revolución de 1956.
  • Hungría tiene la suerte de contar con el lago más grande de toda Europa Central. Se trata del lago Balatón, también conocido como el Mar Húngaro, el cual cuenta con 77 kilómetros de longitud y 14 kilómetros de ancho.
  • Bajo las colinas de Buda, en la ciudad de Budapest, se puede ver hoy día un hospital militar que se construyó durante la Segunda Guerra Mundial bajo tierra, creando túneles para protegerse de los bombardeos. Incluso sirvió como refugio durante la Guerra Fría, ante el miedo a un ataque nuclear.


Hungría es un país de tradiciones y costumbres que se han conservado hasta nuestros días, pero además es un rincón sorprendente, en el que además de disfrutar de la rica gastronomía húngara, podrás pasear por siglos de historia. Visitar este gran país centroeuropeo es toda una experiencia que no puedes dejar pasar.

Sabías qué...

Existe una norma de cortesía, por la cual, al entrar a un establecimiento, son los hombres los primeros en hacerlo, y después las mujeres. Sin embargo, a la salida, serán las mujeres las primeras en salir. Esto se debe a una tradición medieval por la cual, el hombre debía proteger a la dama de cualquier posible agresión, colocándose el primero para poder defenderla. Del mismo modo, el dejarlas salir primero era un modo de proporcionarles la vía más segura de escape en caso de ataque.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (90 votos, promedio: 4,01 de 5)
Cargando…