Qué ver en la Isla de Pascua

En el corazón del Océano Pacífico se encuentra la fabulosa, mística y siempre especial Isla de Pascua. Un lugar custodiado por sus enormes moais ,los cuales se mantienen impasibles al paso del tiempo, convirtiendo la isla en un auténtico museo arqueológico al aire libre.

La Isla de Pascua es un verdadero tesoro para los visitantes, un lugar en el que además de disfrutar de sus playas de ensueño, nos adentraremos en una de las culturas más ancestrales del mundo, la cultura Rapa Nui. Todo un símbolo lleno de misterio que encierra innumerables sorpresas.

Descubre cuáles son los lugares turísticos de la Isla de Pascua que no puedes dejar de visitar.

1

Playa de Anakena

Playa de Anakena

La playa de Anakena es uno de los lugares más paradisíacos de la Isla de Pascua además de ser la playa más importante de la isla. Cuenta con una imagen encantadora formada por aguas cristalinas azul turquesa, arena blanca y hermosos cocoteros.

Es una playa ideal para disfrutar en cualquier época del año y la ausencia de animales peligrosos la convierte en un lugar seguro y muy agradable además de estar poco explotado por el turismo, de modo que permite disfrutarla con mayor tranquilidad.

Por otro lado, la playa de Anakena cuenta con un simbolismo muy especial para la isla al ser el lugar en el que el primer rey de la Isla de Pascua, Ariki Hotu Matu’a creó un centro de poblado que finalmente originó la cultura Rapa Nui.

Una de las formas más recomendables de llegar hasta la isla es hacerlo en bicicleta, ya que el recorrido ofrece unas vistas fabulosas. Se tarda una hora aproximadamente, y durante el camino es posible disfrutar de las vistas de los acantilados y los yacimientos arqueológicos. Las bicicletas pueden alquilarse en Hanga Roa, la pequeña ciudad donde se concentra la mayor parte de la población de la isla. El precio del alquiler de una bicicleta para tres días es de aproximadamente 36 dólares.

2

Volcán Rano Raraku

Volcán Rano Raraku

El volcán Rano Raraku es uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de la Isla de Pascua, ya que es este el lugar en el que se esculpían los moais que salpican la isla.

Está ubicado en la zona sureste de la isla y se le conoce con el nombre de “la cantera” aunque antiguamente era conocida con el nombre de “cerro perfumado” por la existencia de una planta aromática que dejaba un agradable aroma.

Lo más curioso de esta zona es la existencia de cientos de moais que se quedaron sin terminar de esculpir, semienterrados. Los moais eran tallados siempre boca arriba para trabajar con la máxima perfección todos los detalles de la cara, y seguidamente del tronco y de las extremidades tomando siempre la nariz como referencia.

Desde el volcán Ran Raraku se puede subir hasta el mirador desde el que se pueden apreciar fabulosas vistas de la isla. Una vez que hemos hecho el recorrido de la cantera del volcán, nos acercaremos hasta la zona del cráter. Cuenta con 650 metros de diámetro y en su interior encontraremos una impresionante laguna de agua dulce.

Para poder visitar la zona es necesario pagar la entrada al parque Rapa Nui cuyo precio es de 60 dólares.

3

Centro Ceremonial Ahu Tahai

Centro Ceremonial Ahu Tahai

El centro ceremonial Ahu Tahai está ubicado a tan solo 10 minutos andando de Hanga Roa y es uno de los mejores lugares para contemplar la belleza de los moais en todo su esplendor, además de ser el rincón perfecto para disfrutar de maravillosas puestas de sol en la isla tras la fila de moais.

El complejo Ahu Tahai consta de dos plataformas sobre las que se colocan cinco moais en una, y un único moai en la otra. El moai de la segunda plataforma llamado “Ko Te Riku” presenta un piedra roja en la parte superior de la cabeza además de ser el único al que se le pueden ver los ojos.

Un lugar privilegiado que representa la auténtica esencia de la isla, y que nos permitirá grabar las mejores imágenes de nuestra visita a la Isla de Pascua.

4

Volcán Rano Kau

Volcán Rano Kau

El inmenso volcán Rano Kau es el más grande que encontraremos en la Isla de Pascua, con un cráter que tiene más de un kilómetro de diámetro. El interior del cráter constituyó en su día una enorme laguna de agua dulce, principal fuente de agua para los habitantes de la isla.

El volcán Rano Kau ofrece increíbles vistas sobre la costa así como los diversos acantilados que lo rodean. Junto a Rano Kau se pueden visitar los petroglifos con diversas representaciones de Hombres-Pájaro. Estos son hombres con cabeza de ave que sostienen en sus manos un huevo. La escena representa la competencia del Hombre–Pájaro, una antigua carrera en la que los hombres de las tribus competían para hacerse con el primer huevo de manutara, un ave de la Isla de Pascua. Quien consiguiera alcanzarlo tendría el honor de ostentar el gobierno de la isla durante un año.

La mejor forma de llegar hasta el cráter del volcán es desde Hanga Roa, tomando la carretera del aeropuerto. Al pasar la única gasolinera que hay en el sector solo tendremos que ascender.

5

Centro Ceremonial de Orongo

Centro Ceremonial de Orongo

El centro ceremonial de Orongo se encuentra ubicado en una privilegiada localización, entre el cráter del volcán Rano Kau y un enorme acantilado de 300 metros de altura desde donde se observan tres islotes conocidos con el nombre de “motus”.

Orongo se convirtió en uno de los lugares más importantes para el culto de los ancestros, en el cual se realizaban todo tipo de rituales. Formado por un total de 53 casas de piedra, en el interior de ellas podemos observar diversas pinturas que representan aves y diversos símbolos de la cultura del lugar.

Un lugar lleno de simbología que podremos visitar en nuestra excursión hacia el volcán Rano Kau.

6

Ahu Tongariki

Ahu Tongariki

A tan solo 2 kilómetros de Rano Raraku, Ahu Tongariki es el rincón más emblemático y más importante de la Isla de Pascua, desde el cual podremos admirar la belleza de algunos de los moais mejor conservados. Se trata del centro ceremonial más grande de la isla y de todo el Océano Pacífico, y también conserva el altar con el mayor número de moais en pie.

Las figuras de estos 12 moais han sobrevivido al paso del tiempo, a la fuerza de un tsunami e incluso a las guerras entre las tribus rapanuis. Impasibles como si el tiempo se hubiese detenido para ellos, siguen altos y erguidos observando el paso de la historia.

El más alto de todos los moais que conforman este lugar mide 14 metros, y sorprendentemente cada uno de ellos presenta diferentes rasgos. Fueron esculpidos con la intención de servir como una forma de representación de los ancestros y bajo sus pies es posible ver restos de huesos como símbolo de su carácter funerario.

Merece la pena tomarse al menos unos minutos para sentarse frente a ellos y admirarlos, para llegar al comprender la importancia de los moais en la historia y la vida de la Isla de Pascua.

7

Ana Kakenga: la caverna de las dos ventanas

Ana Kakenga: la caverna de las dos ventanas

La Isla de Pascua se distingue, además de sus monumentales moais, por sus cuevas. Destaca especialmente la cueva conocida con el nombre de Ana Kakenga o “la cueva de las dos ventanas” que podemos encontrar en la parte noroeste de la isla.

El acceso a la cueva no es fácil ya que para poder conocerla desde dentro es necesario introducirse en el interior de un agujero que se encuentra en el suelo, dentro del cual es necesario avanzar varios metros teniendo en cuenta que el techo es muy bajo. Eso sí, una vez que superemos esta parte encontraremos dos enormes ventanales que nos ofrecerán una fabulosa imagen del mar.

El mejor momento para visitar la isla es al atardecer, cuando el sol se esconde en el horizonte y el espectáculo de color resulta de una belleza asombrosa.

Desde la web de tojika es posible contratar una excursión de mediodía que nos permitirá entre otros lugares, visitar la cueva Ana Kakenga por un precio de 25 dólares por persona.



Isla de Pascua es todo un paraíso para los amantes del misterios, las culturas milenarias, los lugares escondidos y los maravillosos atardeceres. Una joya en el océano en la que merece la pena parar solo para disfrutar de la magia y la energía que desprende su entorno.

Sabías qué...

Durante los años 90, el centro ceremonial de Orongo estuvo en la lista del World Monuments Fund, como uno de los 100 sitios más amenazados del mundo.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (221 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…