10 lugares imperdibles en Bariloche

Conocida entre otras muchas cosas por ser la puerta de entrada a la Región de los Lagos Andinos Patagónicos, la ciudad de San Carlos de Bariloche, en la provincia de Río Negro alberga algunos de los más fascinantes espacios naturales del país además de ser una ciudad llena de vida tanto de día como de noche.

Un paseo entre sus montañas, bosques y lagos es una de las mejores formas de adentrarse en el auténtico corazón de Bariloche, paraíso natural que hará las delicias de los amantes de la naturaleza así como de la cultura y costumbres argentinas.

1

Parque Temático Nahuelito

Parque Temático Nahuelito

El parque temático Nahuelito, ubicado en el Circuito Chico, es uno de los lugares más divertidos para pasar una agradable jornada, especialmente si viajamos con niños. 

La entrada a este original parque temático supone adentrarse en un fantástico mundo en el que conviven dinosaurios a escala real con pequeños duendes del bosque. Existen varias áreas temáticas con información muy detallada de las diferentes etapas prehistóricas, así como las especies prehistóricas que vivieron en cada una de ellas. Un total de 30 especies diferentes, dispersas por todo el parque que sorprenderá a grandes y pequeños.

Además es posible hacer el recorrido con un guía paleontólogo, el cual nos contará todas las curiosidades y datos importantes acerca dela presencia de los dinosaurios en la Patagonia.

Una visita divertida, y sobretodo didáctica que no podemos perdernos, para conocer un poco más cerca de una de las etapas más apasionantes de la historia.

2

Cerro Catedral

Cerro Catedral

Situada a 19 kilómetros de San Carlos de Bariloche, Cerro Catedral es una de las montañas más impresionantes que podemos visitar en el Parque Nacional de Nahuel Huapi, situado a 1.030 metros sobre el nivel del mar.

Cerro Catedral se ha convertido en uno de los lugares favoritos para los amantes de los deportes de invierno, ofreciendo un total de 600 hectáreas para esquiar. Su excelente situación y la modernidad de sus instalaciones lo han convertido en el centro de esquí más destacado de toda América del Sur, y principal sede de algunos de los campeonatos más importantes de snowboard y esquí.

Pero no solo hay sitio para los aficionados al esquí, ya que la montaña ofrece otro tipo de actividades como el trekking, parapente e incluso paseo en trineo.

Tanto si subes para practicar deportes de invierno como para divisar las fantásticas vistas que ofrece, Cerro Catedral es una auténtica maravilla que no debes perderte.

3

Lago Nahuel Huapi

Lago Nahuel Huapi

560 kilómetros cuadrados y nada más y nada menos que 454 metros de profundidad, hacen del Lago Nahuel Huapi, cuya traducción se conoce como “isla del tigre”, uno de los lagos más grandes del país, cuya extensión es comparable a dos veces la extensión de la ciudad de Buenos Aires. Salpicada de pequeñas islas como isla Victoria, isla Huemul o el islote Centinela, actualmente ofrece varias excursiones hacia otros lugares de interés como el Bosque de Arrayanes o Puerto Blest.

El lago Nahuel Huapi, es muy frecuentado tanto por la belleza de sus aguas como por su fantástico entorno natural, siendo escenario de diversas regatas de remo o windsurf,y también la pesca una de las actividades que más aficionados reúne.

Se puede acceder al Lago Nahuel Huapi a través de la ruta nacional 258 desde Bariloche.

4

El camino de los 7 lagos

El camino de los 7 lagos

Desde San Carlos de Bariloche, hasta la ciudad de San Martín de los Andes, se extiende a lo largo de 184 kilómetros, este hermoso recorrido, gracias al cual tendrás la oportunidad de visitar 7 de los lagos más bonitos y sorprendentes de Argentina:

  • Lácar
  • Machónico
  • Falkner
  • Villarino
  • Lago Escondido
  • Correntoso
  • Espejo
  • Nahuel Huapi

 

A lo largo del camino es posible disfrutar de las pequeñas playas que bordean los lagos, así como de un paisaje asombroso de espesos bosques y montañas, cada uno de ellos conformando una hermosa postal. No hay que perderse la visita al famoso Valle Encantado, en el cual podemos jugar a adivinar las curiosas formas de las rocas.

Según cuenta la leyenda, la forma de recorrer el camino de los 7 lagos, debe de hacerse siempre en sentido Sur-Norte, ya que en el caso contrario tendremos un año menos de vida. Los más afortunados tendrán la suerte de cruzarse con el famoso cóndor andino, e incluso con uno de los 500 ejemplares de huemul que habitan la zona.

El precio de la excursión es de aproximadamente 210 dólares, y se puede contratar la excursión directamente desde la web Active Patagonia.

5

Cerro Tronador

Cerro Tronador

Con sus más 3.400 metros de altura, cerro Tronador es el punto más alto de todo Bariloche. Cerro Tronador es un enorme volcán inactivo en la actualidad, que se encuentra en las inmediaciones del Parque Nacional Nahuel Huapi. Debe su nombre al enorme estruendo que provocan los desprendimientos de los bloques de hielo provenientes de los glaciares. De hecho es este ensordecedor ruido el que atrae a cientos de visitantes cada año.

El cerro Tronador, es además uno de los lugares más frecuentados por los visitantes para la práctica del trekking. En su cima aguarda un hermoso regalo, lugares como el glaciar conocido como Ventisquero Negro, o el nacimiento del río Manso que discurre por toda la montaña hasta llegar al Océano Pacífico.

La subida al cerro Tronador es una de las más maravillosas actividades naturales que podrás realizar, donde el constante sonido de las cascadas junto con la belleza de sus bosques y lagos convertirán el recorrido en uno de los paseos más apasionantes del mundo.

6

Bosque de Arrayanes

Bosque de Arrayanes

El Bosque de Arrayanes, en la península Quetrihue, es uno de los lugares más sombrosos que encontraremos en Bariloche, con ejemplares de árboles únicos que hacen de este lugar un auténtico paisaje de cuento de hadas.

Los árboles que puebla este fabuloso rincón, arrayanes, cuentan con más de 500 años de antigüedad. Con el fin de preservarlos del tránsito diario de los turistas y visitantes, se creó un camino de 600 metros, que permite visitar todos los rincones del bosque sin que los arrayanes se vean dañados. El juego de luces y sombras que crean las copas de los árboles consiguen crear un ambiente lleno de misterio y belleza, haciendo de éste un rincón único.

Para visitar el Bosque de Arrayanes es posible contratar una excursión que sale desde Puerto Pañuelo, situado a 24 kilómetros del centro de Bariloche.

7

Museo del Chocolate Fenoglio

Museo del Chocolate Fenoglio

Si hay un placer inigualable que no puedes perderte en tu estancia en Bariloche, éste es la visita al Museo del Chocolate Fenoglio. Desde que damos el primer paso hacia el interior del museo, el olor a este fantástico manjar comienza a inundar cada una de las salas.

A través de esta visita conoceremos el origen de Chocolate en Sudamérica, la forma en las que mayas y aztecas llevaban a cabo el cuidado y la recolección del cacao en las plantaciones, así como los antiguos artilugios que se utilizaban para servirlo y degustarlos.

Al finalizar la visita tendremos la ocasión de degustar algunas de las más famosas y cuidadas especialidades de los mejores maestros chocolateros de la ciudad de Bariloche. Un indudable placer para el paladar que aportará la nota más dulce a nuestro viaje.

8

Teleférico Cerro Otto

Teleférico Cerro Otto

Pocas experiencias resultan tan increíbles en Bariloche, como montar en teleférico para poder sobrevolar el Parque Nacional Nahuel Huapi hasta llegar a las cumbres del cerro Otto, situado a 1.405 metros de altura. La experiencia cobra aún más valor cuando accedemos al confitería giratoria en la cual podremos degustar algunas de las más deliciosas especialidades, y desde donde podremos disfrutar del ascenso, a al vez que giramos 360º para ver todas las perspectivas posibles del entorno que nos acompaña. 

A la llegada a cerro Otto nos espera una enorme variedad de actividades como el pase en trineo o las caminatas con raquetas. Los viajeros más valientes pueden atreverse a atravesar el puente colgante que se adentra en un espeso bosque desde donde se divisa el lago Gutiérrez, escondido entre las montañas. Un rincón que no puedes perderte.

El precio aproximado de la subida en teleférico es de 80 dólares.

9

Centro Cívico

Centro Cívico

El Centro Cívico de Bariloche es uno de los edificios más destacados de la ciudad. Inaugurado en el año 1940, fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1987. Su curiosa construcción con tejado a dos aguas y estructura en piedra oscura y madera, recuerda más al estilo de algunas ciudades europeas como Suiza. Es por ello que sorprende y resulta muy atractivo para el visitante.

En su interior podremos visitar la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, el Museo de la Patagonia Francisco Moreno. Cabe destacar especialmente el reloj del Centro Cívico, el cual cada día del año a las 12 y a las 18 horas hace que aparezcan cuatro pequeñas figuras cada una de las cuales representan diferentes etapas de la historia de Bariloche: un indio, un sacerdote, un militar y un labrador.

No olvides dar un paseo y relajarte por su plaza, uno de los centros neurálgicos de la ciudad, que te hará vivir de cerca la tranquila y armoniosa paz que invade a Bariloche.

10

Playa Bonita

Playa Bonita

Situada a solo 8 kilómetros de la ciudad, Playa Bonita se ha convertido en un fabuloso balneario al que cada vez acuden más visitantes y ciudadanos a pasas largas jornadas bajo el sol.

Playa Bonita ofrece numerosas actividades que permiten disfrutar de sus aguas gélidas provenientes de los glaciares, tales como buceo o windsurf. También puedes optar por relajarte dando un agradable paseo en barca o kayak, disfrutando del entorno rodeado de montañas o visitando la Isla Gallina o Isla Huemul.

Disfruta de algunas de las especialidades gastronómicas de la zona en sus restaurantes a la carta, y siente el privilegio de relajarte en una de las zonas naturales más asombrosas de todo Bariloche.



Bariloche cuenta con el privilegio de estar situada en uno de los más fascinantes entornos naturales de Argentina. Una ciudad llena de lugares que visitar y actividades para todo tipo de visitantes, que garantizan una estancia llena de sorpresas y momentos inovidables.

Sabías qué...

El origen del nombre de Cerro Catedral, se debe a la curiosa forma de sus picos, los cuales se asemejan a los de las torres de un templo de época medieval y estilo gótico.