6 mitos sobre viajar en solitario que no son verdad

Viajar solo es una experiencia rodeada de falsos mitos que debes conocer

Viajar en solitario se ha convertido para muchos viajeros en una oportunidad única de disfrutar de la sensación de libertad que produce recorrer el mundo sin compañía. Se trata de una nueva forma de descubrir lugares insólitos y valorar la independencia que da descubrir nuevos lugares en solitario.

Sin embargo, realizar un viaje en solitario sigue siendo para muchos una idea rodeada de mitos y creencias falsas que en absoluto tienen que ver con la realidad. Descubre qué tipo de mitos se asocian a los viajeros que deciden iniciar una nueva aventura sin acompañantes.

En Tootay te mostramos algunos mitos de viajar solo o viajar sola.

6 mitos sobre viajar en solitario que no son verdad
  • 1

    Viajar en solitario es peligroso

    Viajar en solitario es peligroso

    Tan peligroso es viajar solo como viajar con compañía. Lo cierto es que en el caso de que surjan problemas, estos pueden aparecer independientemente de la forma en la que viajemos.

    La realidad es que viajar solo requiere de mucha independencia y capacidad resolutiva para que, en el caso de que surjan imprevistos, sepamos reaccionar a tiempo. Debemos prestar más atención a nuestras pertenencias, y tendremos que contar con soluciones rápidas para contratiempos. Es cuestión de organización y responsabilidad.

  • 2

    Viajar en solitario es solo para solteros

    Viajar en solitario es solo para solteros

    Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que no hay mejor idea que tomarse unas vacaciones en solitario para volver a la rutina de pareja con más ganas, la mente despejada, nuevos planes y más ilusión.

    Cada vez son más las parejas que deciden pasar sus vacaciones en solitario, y sorprendentemente cada vez son más los especialistas en relaciones de pareja que recomiendan tomarse unos días para desconectar de la relación y disfrutar de unos días alejados de nuestros acompañantes.

    Seguro que a la vuelta de las vacaciones existirán muchas anécdotas que compartir, nuevas ideas para hacer juntos y experiencias que convertirán a la pareja en personas más fuertes y seguras de sí mismas.

  • 3

    Es imprescindible saber idiomas

    Es imprescindible saber idiomas

    Viajar en solitario implica mayor responsabilidad y mayor poder de reacción, pero eso no implica que sea absolutamente necesario saber idiomas.

    De hecho, en muchos países menos desarrollados o en pequeñas poblaciones ni siquiera se habla de forma básica el idioma inglés, por lo que probablemente nos encontremos con lugareños que aún hoy siguen utilizando dialectos que difícilmente podríamos aprender.

    Afortunadamente existen formas de expresión universales que nos serán muy útiles incluso aunque no sepamos idiomas. Lógicamente, de ir a un lugar donde el inglés sea poco hablado, conviene llevar un libro de frases del idioma en cuestión.

  • 4

    Te sentirás solo

    Te sentirás solo

    Viajar solos no significa estar sin compañía. Es muy fácil encontrar gente con la que conversar e incluso con la que compartir una excursión, una comida e incluso el hospedaje. 

    Cuando viajamos en solitario nos damos cuenta de que no somos los únicos que optamos por descubrir el mundo sin depender de nadie. Afortunadamente una de las ventajas que implica viajar sin compañía es que no estamos atados a decisiones ni planes, por lo que en cualquier momento podremos encontrar gente afín a nosotros con la que podremos disfrutar de nuevas experiencias que enriquecerán aun más nuestro viaje.

  • 5

    Viajar solo resulta angustioso

    Viajar solo resulta angustioso

    El miedo a lo desconocido, la sensación de estar embarcándonos en una aventura novedosa e impredecible puede generar nerviosismo y estrés. Sin embargo, una vez que lleguemos al lugar de destino, la experiencia de tener que decidir y planear de forma autónoma supone un aprendizaje muchas veces necesario para muchos.

    Pasear, disfrutar del entorno, de las costumbres, las culturas y el modo de vida alejado de la rutina diaria supone una excelente forma de reencontrarnos con nosotros mismos, de analizar nuestra vida desde un punto diferente al que nos encontramos cada día cuando estamos en casa. Es una forma de analizar nuestra rutina diaria desde lejos y de responder a las preguntas que definen hasta qué punto somos felices con nuestra vida actual. 

    No hay duda de que viajar solo no solamente no es angustioso, sino que resulta altamente recomendable ya que nos beneficia a nivel personal y nos ayuda a mejorar nuestra organización, autoconocimiento de nuestras emociones y experiencia en solucionar problemas y obstáculos.

  • 6

    No querrás repetir

    No querrás repetir

    Querrás hacerlo. Hoy por hoy la gran mayoría de los viajeros que disfrutan en solitario vuelven con otra perspectiva acerca de lo que significa viajar sin ninguna compañía.

    Viajar solos es enriquecedor, excitante y muy recomendable si buscas experimentar la sensación inigualable de sentirte libre en un lugar desconocido del mundo. Se trata de una experiencia que despeja la mente y la transforma en un lugar mucho más abierto, organizado y descongestionado.

    Viajar en solitario es una terapia única que todas las personas deberían experimentar en algún momento… y después de eso se convertirá en una de las mejores aventuras de tu vida, que jamás olvidarás.

La mejor forma de desmitificar los viajes en solitario, es experimentándolo en primera persona y beneficiándonos de todas sus ventajas. Después de esto, nos daremos cuenta de que se trata de una forma muy positiva de disfrutar de uno de los placeres más enriquecedores del mundo.

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…