Cómo organizar el presupuesto para un viaje

Hacer un viaje puede requerir bastante planificación, puesto que son muchas las variables a considerar. Una de las partes más importantes en la organización de un viaje es el presupuesto. En función del dinero disponible, hay que comenzar a elegir destinos, valorar el tipo de alojamiento, el transporte o las excursiones, entre otros.

Contar con una buena planificación es la base para una organización del presupuesto exitosa, de forma que nada quede fuera del plan inicial. Así, en base al dinero que hay disponible, podremos disfrutar de nuestro destino de vacaciones sin restricciones de última hora, y con cada una de las partes de nuestro viaje debidamente planificadas. 

En Tootay te contamos cómo planificar el presupuesto para tu viaje

1

Define el presupuesto

Define el presupuesto

El primer paso a la hora de organizar el presupuesto de un viaje es definir el dinero exacto con el que contaremos para hacer frente  a los gastos de transporte, alojamiento, comida, excursiones, traslados … Debe de tratarse de un presupuesto real, del que realmente dispongamos y el cual irá destinado únicamente a cubrir los gastos que se deriven del viaje. 

No olvides incluir dentro del dinero que hemos reservado una partida destinada a gastos imprevistos, con el fin de que el presupuesto pueda cubrir sorpresas de última hora.

2

Elige el destino

Una vez definido el presupuesto real disponible, es el momento de elegir el destino. Los destinos más cercanos suelen ser más baratos y, por lo tanto, son más asequibles en el caso de presupuestos ajustados. En el caso de disponer de un presupuesto más amplio el abanico de destinos será mucho más variado.

A la hora de elegir el destino, ten en cuenta la moneda, el tipo de cambio y el coste de vida. A pesar de que llegar hasta un lugar determinado pueda resultar barato, quizá los precios de alojamientos, comida y paseos puedan encarecer en gran medida el presupuesto. Un poco de investigación previa será necesario para saber si el presupuesto cubrirá todo lo necesario durante la estadía en el destino.

3

Buscando alojamiento

Buscando alojamiento

A la hora de buscar el alojamiento, debes de tener en cuenta que los hoteles más céntricos suelen ser más caros que aquellos que se encuentran en las afueras. Siempre y cuando haya buenas opciones de transporte, esto no debe de ser un problema para los presupuestos más bajos. Deberás ver si pasarás bastante tiempo en el hotel, dado que si es así quizás deberías priorizar un poco más el confort. 

No olvides tener en cuenta que muchos hoteles incluyen en su tarifa algunos servicios como por ejemplo el desayuno o el Internet, lo cual supondrá un ahorro interesante que podrás destinar a otro tipo de actividades. Buscando e investigando con tiempo, casi siempre no debiera ser un problema encontrar hoteles o alojamientos con buena relación precio-calidad. Otra opción es buscar apartamentos económicos para alquilar, sobre todo si van varias personas.

4

Reserva con tiempo

No olvides que, una vez elegido el destino al que vamos a viajar, éste será más barato si lo reservamos con suficiente tiempo, al menos entre dos y tres meses de antelación. Tanto el transporte como el hotel o las excursiones que realizamos pueden significar un ahorro importante si nos preocupamos de hacerlas con bastante anticipación.

5

Dónde comer

Dónde comer

Lo ideal a la hora de visitar un nuevo destino es probar los alimentos y platos más típicos del lugar que visitamos, una opción que, además de resultar mucho más “auténtica”, suele ser más económica. No dudes en acudir a los mercados locales para degustar las delicias más tradicionales, que además de sorprenderte, supondrán un importante ahorro en tu presupuesto. Averigua también por restaurantes económicos con gente de la zona o en foros de Internet.

6

Plan de actividades

Cuando viajamos a un nuevo destino, normalmente queremos conocer lo más tradicional, los puntos imprescindibles y también los rincones menos conocidos y más sorprendentes, todo lo cual debe ser tomado en cuenta dado que probablemente muchas de estas atracciones requerirán pagar entradas

Si una vez cubiertas las actividades principales y “obligatorias”, quieres optar también por otro tipo de excursiones (siempre y cuando tu presupuesto lo permita) que te permitan conocer los alrededores o lugares menos concurridos, procura cotizar en al menos 3 agencias, en caso de que no alquiles un vehículo.

7

Investiga sobre el transporte

Por regla general, a mayor comodidad, mayor precio. Si vas a un destino donde los taxis no son confiables, entonces será una buena idea contratar servicios de transporte del hotel donde te alojas, en caso de disponerlo. Ahora bien, si vas a visitar una ciudad, lo mejor es tomar el transporte público, lo que significará un gran ahorro y además te permitirá tener una experiencia más auténtica en tu destino.

Si quieres hacer un paseo a un lugar alejado de donde se encuentra tu hotel (como ir a ruínas o una excursión por el campo), entonces el mayor ahorro lo lograrás contratando operadores locales, en vez de reservarlo por Internet desde tu casa, aunque lo último te podría ofrecer un poco más de seguridad. 



Siguiendo éstas prácticas recomendaciones para organizar un presupuesto de viaje, no tendrás problema a la hora de ajustar tu presupuesto cubriendo todo lo necesario para hacer de tu escapada una experiencia positiva que seguro repetirás.

Sabías qué...

Existen determinados meses al año en los que realizar la reserva de un viaje puede resultar mucho más económica. Elige viajar en temporada baja, y seguro que no tendrás problema en encontrar esa ganga que buscas.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (860 votos, promedio: 4,01 de 5)
Cargando…