Saltar al contenido

Cómo preparar un botiquín de viaje

A la hora de realizar un viaje pueden surgir diversos incidentes relacionados con la salud que pueden arruinar nuestra escapada o suponer un importante inconveniente que nos impida disfrutar plenamente de las vacaciones. Para evitar este tipo de accidentes, o bien minimizar sus efectos, nada mejor que preparar un pequeño botiquín, el cual servirá para atender en un momento puntual cualquier problema que pueda aparecer, como heridas, infecciones, picaduras o incluso problemas de tipo gastrointestinal, entre otros.

En el interior de nuestro botiquín debemos de incluir todos aquellos medicamentos que forman parte de un tratamiento habitual, asi como todos aquellos elementos que pueden servir para tratar un problema puntual. A continuación en Tootay aprenderás la mejor forma de preparar tu botiquín para que no falte de nada.

1

Elementos básicos


Elementos básicos

Independientemente de las dolencias crónicas o imprevistos que puedan surgir, existen una serie de elementos básicos para el botiquín de viaje que nunca debemos olvidar incluir. Se trata de:

  • Algodones y vendas compresoras y elásticas
  • Esparadrapo
  • Agua oxigenada y alcohol
  • Termómetro
  • Gasas estériles
  • Tijeras y pinzas
  • Antiséptico (para desinfectar heridas)
  • Analgésicos y antipiréticos (para tratar la fiebre y los dolores de cabeza)
2

Documentación necesaria


Documentación necesaria

Algo imprescindible que no debes olvidar incluir en tu botiquín de viaje es la documentación necesaria relacionada con tu compañia de seguro médico, en caso de que la tengas. Debes incluir una tarjeta sanitaria de forma que puedas recibir asistencia médica en el país de destino así como un informe médico detallado en el caso de sufrir algún problema crónico que pudiera ser de importancia.

3

Cuidado con el sol


Cuidado con el sol

Algunos destinos, especialmente los de sol y playa, pueden resultar relajantes y tremendamente agradables. Sin embargo, no hay que descuidar la protección solar con el fin de evitar posibles quemaduras que podrían hacer nuestro viaje algo más incómodo. No olvides incluir en tu botiquín la protección solar así como una crema especial para las quemaduras.

4

Cuidado con las alergias


Cuidado con las alergias

Las personas alérgicas no deben de descuidar en ningún momento el tratamiento para minimizar los riesgos que pueden producir el contacto con el elemento que causa la alergia en cuestión. Las alergias alimentarias pueden agravarse al probar productos locales de dudosa procedencia. De igual forma, ocurre con la alergia primaveral en espacios naturales en los que no conocemos la vegetación existente. Los antihistamínicos pueden ser un remedio muy usado.

5

Tratamiento para problemas digestivos


Tratamiento para problemas digestivos

Suele ser muy común que a la llegada a un país con costumbres gastronómicas diferentes, no queramos perdernos las especialidades de la zona. Sin embargo, esto implica que, bien por el desconocimiento de la procedencia de los alimentos ingeridos o bien por la falta de costumbre a determinados condimentos, nuestro estómago pueda verse afectado.

Esto podrá implicar la aparición de complicaciones digestivas tales como diarreas, dolor abdominal, vómitos y malestar generales asociados a la digestión que pueden convertirse en un importante obstáculo a la hora de disfrutar de nuestro viaje. Para minimizar estos efectos no olvides incluir en el botiquín la medicación necesaria para proteger el sistema digestivo, como los antieméticos.

6

Artículos esterilizantes


Artículos esterilizantes

Finalmente, resulta de especial importancia incluir ciertos elementos esterilizantes que serán muy necesarios a la hora de manipular otro tipo de accesorios incluídos en el botiquín para practicar primeros auxilios. Gel antibacterias, toallitas higienizantes o guantes esterilizados servirán para evitar las infecciones y manipular sin riesgos cualquier objeto del botiquín.

7

Atención al destino


Atención al destino

Según el tipo de destino, como las montañas, selva o playa, deberás tener cuidado para elegir correctamente lo que debes colocar en el botiquín. Por ejemplo, si vas a visitar destinos con alta humedad, calor y vegetación tropical, no olvides llevar una red anti-mosquito y potabilizadores de agua, especialmente si estarás varios días en naturaleza virgen. Tampoco debieras olvidar algunas fórmulas de rehidratación oral, especialmente si viajas con niños, dado que tienden a deshidratarse con mayor facilidad. Por otro lado, si vas a visitar sitios con mucha altura (como el lago Titicaca en Bolivia y Perú), entonces debes incluir pastillas que te alivien del mal de altura. 


A la hora de preparar un botiquín no hay que dejar nada al azar, ya que no sabemos en qué momento podría aparecer un determinado problema médico. Prepáralo con cuidado y teniendo en cuenta todos los imprevistos que puedan surgir para que nada arruine tu escapada.

Sabías qué...

A la hora de viajar a determinados países es importante saber de la necesidad de ponerse vacunas que nos preserven de contraer ciertas enfermedades. Para saber qué vacunas son necesarias según la zona a la cual viajes, no olvides visitar la página vacunas.org dnde encontrarás toda la información necesaria, así como las vacunas obigatorias en cada país.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…