Los pueblos más bonitos de Provence

Si hay algo que merece la pena en la vida es viajar. Conocer otros lugares, gentes, costumbres y tradiciones y vivir experiencias y aventuras maravillosas que, además, te permitirán valorar más lo que tienes en casa.

La Provenza es quizás la región más encantadora de toda Francia, ya que mezcla un pasado rico en historia (lo cual se puede corroborar por sus innumerables vestigios sobre todo romanos), arte y diseño, sumado a la mundialmente famosa Costa Azul y toda su sofisticación. Hoy te proponemos un viaje por los pueblos más bonitos de Provence.

1

Rousillon

Rousillon

Sobre lo alto de una colina al este de Avignon, se enclava un pueblo llamado Rousillon que se puede considerar como dueño de un auténtico ambiente provincial y cercano. Desde su situación elevada se observan unas vistas maravillosas al Parque Nacional de Luberon. Rousillon está rodeado de los célebres depósitos de ocre, conocidos como “sentier des ocres”, debido a la actividad minera pasada, por lo que puedes visitar una antigua mina y ver cómo se extraía el ocre. Las casas son de color amarillo, rojo y naranja en homenaje al ocre, lo que ofrece una de las más bellas puestas de sol de la región.

2

Vaison-la-Romaine

Vaison-la-Romaine

Viajamos ahora al norte de Avignon para dirigirnos hasta un antiguo bastión romano, Vaison-la-Romaine, con muchos sitios históricos por ver. No te puedes perder el yacimiento arqueológico de Villasse, repleto de restos de casas y baños romanos, y también en la colina de Puymin puedes deleitarte con las ruinas de los edificios públicos del antiguo imperio romano. Así también, una visita obligada es poder admirar el antiguo puente romano sobre el río Ouvèze. 

En Vaison-la-Romaine, a pesar de tener sólo 7,000 habitantes, vas a encontrar numerosos restaurantes y encantadoras cafeterías donde poder probar algunas especialidades de la cocina francesa sureña.

3

Gordes

Gordes

Volvemos a la zona este de Avignon en pleno corazón de la Provenza para visitar en esta ocasión Gordes, una ciudad que se encuentra clasificada dentro de la lista de los Más Bellos Pueblos de Frrancia. Está construido sobre una colina, lo que ofrece magníficas vistas al provenzal. No obstante, es observado desde la colina del frente donde se pueden obtener las mejores fotos del pueblo, con el visionado de los tejados de terracota de sus casas empedradas. No dejes de visitar el increíble Castillo de Gordes, construido en 1031 y reconstruido en 1525, y la bella y famosa Abadía de Sénanque, probablemente la más famosa de la región, y a sólo unos pocos kilómetros del pueblo. 

4

Les-Baux-de-Provence

Les-Baux-de-Provence

En el sur de Avignon se encuentra uno de los más espectaculares pueblos de toda la región, Les Baux de Provence, localizado en plena cordillera montañosa de Alpilles y más conocido como Les Baux, nombre que viene en honor a la roca bauxita, descubierta por primera vez en1821 en las cercanías. La mayor atracción sin duda es el Château des Baux de Provence, una fortaleza medieval que si bien sólo conserva una parte de su antiguo esplendor, ofrece lindas vistas al paisaje cercano así como al pueblo mismo, que se encuentra ladera abajo. 

No dejes de ver las demostraciones de una enorme catapulta (trebuchet en francés), con un alcance de 200 metros, así como otros armamentos del pasado con las que te puedes deleitar en la zona. A la vuelta del castillo, disfruta recorrer sus calles con casas empedradas de estilo medieval.

5

L'Isle sur la Sorgue

L'Isle sur la Sorgue

L’Isle sur la Sorgue recibe su nombre por encontrarse atravesado por el río de la misma nomenclatura. Antaño vivió de la pesca, pero a día de hoy, este peculiar pueblo provenzal goza de gran cantidad de restaurantes y cafeterías a orilla del río. Su mercado de antigüedades dominical es célebre en la región, atrayendo a buena cantidad de visitantes. Las vistas al río Sorgue, los molinos de agua aún en funcionamiento y los botes conocidos como nego-chin, que serpentean la corriente de agua, son algunas de las peculiares atracciones que posee esta bella localidad.

6

Uzès

Uzès

Al oeste de Avignon se encuentra el encantador pueblo de Uzès, que se enorgullece de haber sido el primer ducado de Francia. Destaca el Castillo Ducal, con una mezcla de estilos renacentista, medieval y clásico, y desde el cual se puede admirar las bellas vistas del pueblo, en la parte superior del torreón. Además, no hay que dejar de visitar la extraordinaria torre románica de Fenestrelle, el único vestigio que quedó de la antigua catedral, que exhibe el único campanario redondo de toda Francia. 

La Plaza de las Hierbas es también parada obligada a todo visitante, con lindas casas, cafés y restaurantes donde pasar una agradable tarde provenzal. Durante julio, se celebran las Noches Musicales de Uzès, con telón de fondo el Palacio Ducal y la catedral de San Teodoreto.

7

Saint-Rémy-de-Provence

Saint-Rémy-de-Provence

Saint Rémy de Provence es uno de los pueblos con más encanto de la región, lo cual es valorado incluso por los mismos franceses. Este pueblo es famoso por ser el lugar de nacimiento de Nostradamus y también por haber albergado por un tiempo al célebre pintor impresionista Van Gogh, el cual pasó un tiempo en un asilo del antiguo monasterio.

Es una ciudad que está habitada desde el 500 a.C, y en las cercanías, puedes pasar una tarde en el importante sitio arqueológico de Glanum, con vestigios del pasado romano. Durante la Edad Media, a raíz de la agricultura, la ciudad vivió un auge cultural, atrayento a muchos artistas y escritores, y dejando algunas bellas mansiones renacentistas.

8

Bormes-les-Mimosas

Bormes-les-Mimosas

Bormes-les-Mimosas es un encantador pueblo provenzal del siglo XII, no muy lejos de la costa, y que se destaca por su aspecto florido y el cuidado por la belleza en sus calles, gagando incluso algunos premios por ello. El nombre del pueblo viene de la flor de mimosa, que se adaptó muy bien al clima local, puediendo verse hoy más de 90 variedades diferentes de ella en sus calles. Incluso, existen festividades en honor a las flores entre enero y marzo, como la Mimosalia y el Corso Fleuri.

Hasta el presidente de Francia tiene una residencia oficial de descanso, llamada Fort de Brégançon. En las playas cercanas podrás disfrutar de cafés y de buenos sectores para tomar baño en verano. Por último, no te pierdas el Arboretum de Gratteloup, donde podrás apreciar una gran variedad de árboles y plantas.



Estos son algunos de los pueblos más bonitos que puedes encontrar al sur de Francia, en la maravillosa región de la Provenza. Pero no olvides que no son los únicos. Hay una pléyade de ellos que podrás disfrutar cuando te acerques a una de las zonas más bonitas y encantadoras de todo el país galo.

Sabías qué...

Por un cisma producido en el seno de la Iglesia Católica, el Papado se trasladó en 1309 hasta la ciudad provenzal de Avignon, donde permaneció durante casi 70 años hasta que volvió a Roma en 1378.