Cómo regatear en el extranjero

Si tienes pensado realizar un viaje al extranjero, es importante que aprendas a regatear. Es una práctica muy habitual en los países árabes, el sudeste de Asia, China y en menor medida en algunos mercados de América Central y del Sur.

Aunque no seas una persona habituada al regateo, piensa que los precios que te ofrecerán en un comienzo muy probablemente estén inflados, esperando que el cliente regatee como parte del juego de la venta. En estos lugares que mencionamos el vendedor siempre esperará la contraoferta y mientras más negocies, más bajarás el precio a un valor razonable. Así pues, no tengas miedo, olvida la vergüenza y lánzate al mundo del regateo. Al final, se convierte en un aliciente más de tu viaje.

Si no tienes mucha experiencia en el tema, a continuación te daremos en Tootay unos sabios consejos para que sepas cómo regatear en el extranjero.

1

Nunca pierdas la paciencia

Nunca pierdas la paciencia

Este es el mejor consejo que se puede dar para todo buen regateador. Antes de lanzarte al a la lluvia de ofertas y contraofertas, asegúrate de que tienes un estado zen perfecto y la paciencia en su punto exacto. Los vendedores pueden ser bastante persuasivos y tienen mucha experiencia en el tema, por lo que has de usar tu posición de cliente a tu favor, y una de ellas es el mantenerte tranquilo, distante y sin mostrar unas ganas excesivas de comprar el objeto por el que estás pujando.

2

Usa euros o dólares

Usa euros o dólares

Este hecho no es tan importante en todos los países, pero encontrarás muchos en los que el uso de euros y dólares te confiere ventaja. Son monedas muy fuertes, de gran prestigio en el mundo y hay mercados, como en Argentina o México, en el que los prefieren a la divisa local. Sólo ver ese tipo de moneda hará que el vendedor ceda mucho más fácil al precio que le propones. Eso sí, cuidado con saber cuál es el cambio que te conviene de forma de que no salgas desfavorecido por estar desinformado.

3

Investiga y compara

Investiga y compara

Una labor importante que has de hacer antes de lanzarte al proceloso mundo del regateo es una investigación y comparativa de los precios. Si eres previsor, puedes hacerlo antes del viaje, a través de internet o mediante alguna guía.

Si eres de los que te lanzas a la aventura, recorre el mercado y pregunta a varios vendedores antes de tomar una decisión final. Eso sí, ten en cuenta que una vez te has interesado por algo, quizás no te sea fácil cambiar de puesto, ya que pueden llegar a ser muy perseverantes con tal de vender cualquier producto, pudiendo algunos vendedores molestarse (no te preocupes por eso) por el mero hecho de que estés cotizando informalmente.

Otra opción es preguntar por el real precio de algunas mercaderías en el hotel donde te alojas o en algún comercio con más prestigio, como puede ser un banco o un supermercado.

4

Busca un precio justo

Busca un precio justo

Es evidente que debemos buscar siempre un precio justo que se adapte a lo que nosotros queremos o podemos gastar. Pero también debemos pensar que en muchos casos, quizás estamos en países pobres en los que la gente gana bastante poco. Así pues, no es mala idea tratar de ser equitativos y buscar un término medio en el que ambas partes acaben beneficiadas.

Es verdad que como cliente tienes la sartén por el mango, pero no abuses de ese derecho si ves que el precio ofertado ya es lo suficientemente bajo. Por unos céntimos más de rebaja no vale la pena desgastarse y hacerlo con el vendedor.

5

Consigue ayuda

Consigue ayuda

A veces, entre dos o tres personas se puede hacer mayor presión. Así pues, si viajas con familiares y amigos y puedes regatear en grupo, ya sea por un solo producto o bien si varios quieren comprar varios ejemplares de una misma cosa, es probable que logres un mejor precio que se ajuste más a tus posibilidades y expectativas.

6

Diviértete

Diviértete

Piensa que cuando viajas a este tipo de países, uno de los encantos turísticos son los mercados y sus regateos. Así que no te lo tomes demasiado en serio y diviértete. No hay motivo para enfadarse porque no se logra el precio requerido. Además, siempre habrá más puestos en los que buscar.



Como puedes ver, hay muchas posibilidades para conseguir el precio que se busca por un producto a través del regateo. No te enfades, ten paciencia y disfruta de tu viaje. De esa forma, siempre saldrás ganando en un trato.

Sabías qué...

Aunque el regateo es muy típico de países como Túnez, Marruecos, Vietnam o Egipto, también se puede hacer online. Webs tan importantes como Amazon o eBay permiten hacer ofertas y contraofertas si el vendedor así lo desea.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (222 votos, promedio: 4,02 de 5)
Cargando…