10 lugares imperdibles en Tailandia

Tailandia es un país diferente a todos los del continente asiático. Sus tradiciones y su estilo de vida, así como la mezcla de culturas, se complementan a la perfección con las ideas más modernas, y la religión sigue ocupando un lugar esencial en sus ciudades y templos. 

A la vez Tailandia goza del privilegio de contar con paisajes muy diversos, con ciudades apasionantes y algunas de las mejores playas paradisíacas del mundo. Descubre los rincones imprescindibles para disfrutar de tu paso por este increíble país lleno de color y de vida.

Acompáñanos en este recorrido por 10 lugares imperdibles en Tailandia.

1

Parque Nacional de Khao Sok

Parque Nacional de Khao Sok

El parque nacional de Khao Sok, es uno de los más especiales de Tailandia, con espacios naturales que proporcionan el entorno ideal para disfrutar de estupendos paseos.

Uno de los mayores atractivos turísticos del parque nacional de Khao Sok, es el lago Cheow Lan, el cual se encuentra rodeado de una exuberante vegetación de selva tropical, así como de enorme rocas de piedra caliza. Sobre el lago Cheow Lan se encuentran alrededor de 100 islas. 

La mejor forma de conocer este apreciado rincón natural es alojándonos en algunas de las cabañas de bambú flotantes que se encuentran sobre el lago, cuyo precio oscila alrededor de los 14 dólares la noche. Desde aquí podremos hacer paseos en canoa, acercarnos a los bosques que rodean el lugar y disfrutar de las diversas especies que habitan el lugar tales como los macacos, los cuales observan curiosos sobre los árboles, garzas, serpientes y nutrias entre otros.

La entrada al parque es de 5,5 dólares, y en el centro de visitantes del parque podremos contratar algunas de las excursiones disponibles con guía.

2

Phuket

Phuket

Phuket es conocida por ser la isla más grande de Tailandia, siendo uno de los pocos lugares del país en el que se puede practicar surf. 

Esta zona cuenta con diversas ofertas de ocio y alojamiento, además de variadas excursiones entre las que cabe destacar la visita a la Bahía de Phang Na flanqueada por enormes promontorios rocosos o las paradisíacas Islas Phi Phi, un auténtico paraíso para los amantes del sol y las playas de ensueño.

El buceo es una de las actividades más atractivas de Phuket, caracterizada por la belleza y diversidad de sus fondos marinos, y si buscas algo de diversión nocturna, no debes perderte la zona de Patong Beach, la más animada de la isla y una de las favoritas para los viajeros de todo el mundo.

Y si buscas adentrarte en la naturaleza que rodea el lugar, no dudes en acercarte a Shirinath, un parque nacional situado al norte de la isla, donde podrás visitar uno de los más bonitos bosques de manglares.

Phuket es una de las zonas más recomendables en la que se puede disfrutar de la tranquilidad y la belleza de la costa tailandesa en todas sus facetas.

3

Bangkok

Bangkok

Bangkok, capital de Tailandia, es una de las visitas imprescindibles que no debes de dejar pasar en tu visita. El caos de sus calles, sus pintorescos mercados, y la majestuosidad de sus templos invitan a visitar cada uno de sus rincones sin perder detalle.

No dejes de perderte entre los muros del Palacio Real de Bangkok, aprovecha para visitar los templos más característicos en los que podrás vivir en primera persona la veneración a Buda, tales como el Templo del Gran Buda Reclinado, o el Templo del Buda Esmeralda, y sobretodo no dejes de recorrer la ciudad al atardecer para admirarla en todo su esplendor.

Imprégnate del caos de Tailandia a bordo de los famosos tuk-tuk, el medio de transporte por excelencia de la capital tailandesa, y no pierdas las oportunidad de regatear en los mercados, probar algunas de las especialidades gastronómicas de Tailandia y disfrutar de su ambiente. 

Bangkok es una de las ciudades más especiales del mundo, un lugar que no te dejará indiferente y que te permitirá experimentar nuevas sensaciones que no olvidarás.

4

Chiang Mai

Chiang Mai

Conocida con el nombre de “La rosa del Norte” Chiang Mai es una de las ciudades más especiales de Tailandia, situada a 800 kilómetros al norte de Bangkok.

Custodiada por hermosas montañas, Chiang Mai es conocida tanto por la belleza de la naturaleza que la rodea, como por la ciudad en sí. Una de las partes más bonitas de la ciudad se encuentra en la parte antigua, la cual aún conserva las murallas que en su día sirvieron para preservar a la ciudad del ataque de los birmanos. En este lugar podremos visitar el famoso templo Wat Phra Singh, el cual alberga un buda gigante.

El Parque Nacional de Doi Inthanon es otro de los rincones que no puedes perderte, ya que en el encontrarás un paisaje asombroso rodeado de templos, vegetación y hermosas cascadas. La entrada al parque tiene un precio de 5,5 dólares.

5

Kanchanaburi

Kanchanaburi

Kanchanaburi es uno de los lugares más visitados por los viajeros que llegan hasta Tailandia. De hecho este lugar adquirió fama a partir de la famosa película “El puente sobre el río Kwai”, ganadora de 7 Oscar.

Así, tanto el puente como la naturaleza que le rodea han hecho de este lugar una visita un rincón mágico que desprende melancolía y respeto quizá por la presencia del cementerio que alberga las tumbas de los 16.000 prisioneros aliados que colaboraron en la construcción de la línea férrea que conectaría Tailandia y Birmania. Aún hoy, es posible cruzar el tiempo andando o en tren, ésta última alternativa tomando un tren desde Bangkok hasta Nam Tok.

La localidad de Kanchanaburi alberga además otros lugares de interés, como por ejemplo el Chong Way Cemetery, en el cual fueron enterrados alrededor de 1.700 soldados aliados, o el JEATH War Museum, cuyas siglas (Japan, England, América, Australia, Tailandia y Holanda) representan las nacionalidades de los prisioneros de guerra que colaboraron en la construcción del puente que cruza el río Kwai. El precio de la entrada es de 0,85 dólares.

6

Ayyutahya

Ayyutahya

Ayyutahya, se encuentra situada a 80 kilómetros al norte de Bangkok, son uno de los lugares históricos más importantes de Tailandia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991. Durante alrededor de 400 años, fue una de las ciudades más importantes del país, siendo la capital del Reino de Siam, la cual llegó a albergar alrededor de 1500 templos.

Una de las formas más tradicionales de visitar las ruinas de Ayyutahya es sobre túk-túk o moto taxi, los cuales cobran alrededor de 5 euros por hacer un recorrido a través de los lugares más emblemáticos de este lugar.

Entre las visitas imprescindibles a Ayyutahya, cabe destacar el templo de Wat Ratchaburana, un monumento levantado en honor al momento de la lucha por el trono de Siam, o el Wat Maha That, que representa la cabeza de Buda envuelta en ramas de árboles. Se considera una norma de cortesía arrodillarse ante la cabeza de Buda.

El acceso a las ruinas de Ayyutahya tiene un coste de 0,55 dólares.

7

Nong Khai

Nong Khai

A orillas del río Mekong, se encuentra la ciudad de Nong Khai, siendo puerta de entrada hacia Vietnam. Este encantador rincón de Tailandia, fue hace más de 200 años lugar de concentración de pueblos y templos.

Uno de los eventos más importantes de este lugar es el conocido como “Bolas de Fuego de Naga“, en el que una vez al año son lanzadas una brillantes bolas de luz desde el río como símbolo del envío de éstas por parte del rey Naga, a Buda.

La visita más especial de este lugar, es sin duda la de Sala Kaew Ku, un enorme parque lleno de esculturas con un marcado carácter simbólico y religioso. Destaca la escultura de la serpiente de múltiples cabezas de la cual se dice que servía de protección de Buda en los días de lluvia cuando éste meditaba, o bien la escultura de la Rueda de la Vida la cual simboliza el destino de las almas convertidas en seres humanos.

La entrada tiene un precio de 0,55 dólares.

8

Islas Similan

Islas Similan

Las Islas Similan, están formadas por nueve pequeñas islas las cuales se han convertido en nueve pequeños paraísos tropicales que atraen a cientos de turistas atraídos por la belleza de sus aguas. Situadas cerca de la isla de Phuket, forman parte del Parque Nacional de Mu Ko Similan.

Las Islas Similan de las cuales solo pueden visitarse seis, las otras tres están reservadas para la puesta de huevos de las tortugas, son uno de los lugares favoritos para los amantes del buceo.

La playa más visitada de todas es la conocida con el nombre de Koh Similan la cual se caracteriza pro sus increíbles playas de arena fina y sus aguas de color azul turquesa. Pasear por la orilla de sus tranquilas aguas, practicar snorkel, o bucear son solo algunas de las plácidas actividades que nos harán pasar una jornada inolvidable.

La entrada al Parque Nacional de Mu Ko Similan es de 11 dólares.

9

Pai

Pai

Cerca de Chiang Mai, al noroeste de Tailandia, se encuentra Pai. Un lugar no demasiado poblado, situado entre montañas, que resulta el lugar adecuado para disfrutar de paz y de tranquilidad, lejos de la ruidosa ciudad.

Los alrededores de Pai, están llenos de rincones asombrosos que merece la pena descubrir. Templos, baños termales, paseos en kayak e incluso la posibilidad de visitar un puente japonés datado en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, son solo algunas de las sorpresas que nos depara en Pai.

No dejes de visitar el impresionante paisaje que ofrece el Gran Canyon, en la entada de Pai, así como el templo Wat Phratat Mae Yen, ubicado en la parte alta de una colina, desde donde se obtienen fabulosas vistas del Valle de Pai

Pai se distingue del resto de poblados tailandeses por conservar en cierto aire bohemio que atrae, cada vez con más frecuencia a mochileros de todas las partes del mundo.

10

Phanom Rung

Phanom Rung

En la provincia de Buri Ram, al noreste de Tailandia se encuentra el templo de Phanom Rung, cuya construcción data de los siglos que van desde el XI hasta el XIII y su excelente estado de conservación lo han convertido en una de las visitas imprescindibles de Tailandia.

El templo de Phanom Rung, dedicado al dios hindú Shiva, se encuentra ubicado justo en la parte alta de un volcán ya extinguido desde el cual se obtienen estupendas vistas de la zona.

Haciendo una visita exhaustiva en la que tengamos tiempo de ve cada detalle  de sus muros podremos observar al dios Shiva en diversas posturas cada una de ellas relacionadas con diferentes aspectos de la vida y del hinduismo.

Merece la pena ver el atardecer desde este fantástico lugar para valorar aún más la visita de este templo, imprescindible en tu visita a Tailandia.

La entrada al parque tiene un coste de 3 dólares.



Tailandia sorprende y provoca una mezcla de sentimientos en los viajeros tanto por sus costumbres y su carácter como por la diversidad de paisajes encantadores y maravillosos templos de los que presume. Un encantador país del sudeste Asiático que invita a perderse entre sus tradiciones, sus calles, sus playas y sus montañas.

Sabías qué...

La mayor parte de la población tailandesa es budista, una religión que cree en la reencarnación, lo cual hace que veneren de forma especial a los animales. Es por ello muy común que los animales sean tratados de forma muy especial tanto en las casas como en las calles.