Qué es el turismo gastronómico

¿Crees que existe una única forma de viajar? En realidad hay tantas formas como personas que disfrutan de una buena aventura. No obstante, las diferentes experiencias que se viven al viajar, se han comenzado a definir de diversas maneras, teniendo en cuenta los principales segmentos de interés entre los viajeros. Los más solicitados en los últimos años son:

  • Turismo cultural
  • Turismo deportivo
  • Turismo de negocios
  • Turismo sexual
  • Turismo ecológico
  • Turismo religioso
  • Turismo gastronómico

Hoy hablaremos de éste último, que es uno de los que más adeptos tiene en todo el mundo. Entérate todo acerca del turismo gastronómico.

Definición del turismo gastronómico

Frente al turismo tradicional, el turismo gastronómico se podría definir como aquel que nos propone rutas de viaje diferentes a las habituales, y que se centran en la gastronomía propia del lugar. En una ruta gastronómica el objetivo principal es conocer las comidas típicas, cocina, bares y restaurantes, y degustar alimentos y bebidas típicas del lugar, apegados a la tierra que dan fama a una zona en concreto.

Características del turismo gastronómico

En este caso, podríamos definir ciertos aspectos que son de vital importancia:

  • Conocer la gastronomía del lugar.
  • Visitar los bares y restaurantes típicos de la zona en los que probar la cocina autóctona.
  • Visitar los mercados de barrio, semanales o tradicionales del pueblo.
  • Conocer la producción alimenticia. Qué se hace, cómo y qué la motiva o ha motivado.
  • También se puede incidir en el conocimiento de otros tipos de cocina en la zona, como platos más modernos, fusión e influencias, etc.

Tipos de rutas gastronómicas

Existen muchos tipos de rutas gastronómicas, aunque las más importantes y conocidas pueden ser las siguientes:

  • Ruta de vinos: Conocer y visitar los viñedos, probar los caldos de la zona, etc.
  • Ruta típica: Participar de una fiesta o costumbre de un pueblo y probar sus platos más típicos.
  • Ruta marítima: Visitar un puerto, subir en la embarcación pesquera y acabar con una buena comida a base de mariscos y pescados.

Este tipo de rutas se pueden extrapolar según las costumbres del lugar a sus platos y gastronomía típica, pudiendo degustar varios tipos de quesos, jamones, guisos, tapas, etc.

Países con rutas gastronómicas famosas

  • España: su diversidad a nivel geográfico se ve reflejada en su gastronomía multifacética: puedes disfrutar de la cocina mediterránea en toda su parte litoral, probar las mejores tapas españolas en Andalucía, o degustar los pescados y frutos de mar más exquisitos en la costa Cantábrica.

  • Francia: país conocido por sus vinos, quesos, y “patisserie” sin igual. La ruta de los vinos en la zona de Provence, o la ruta de los quesos en la zona norte de Francia. Si quieres probar las mejores creaciones de su pastelería, deberás hacer una escala en París, a donde se encuentran las pastelerías más famosas y destacadas.

  • Italia: Comparte con España y Grecia la gastronomía mediterránea, pero no encontrarás un país mejor para probar las mejores pastas acompañadas por un buen vino, por eso te recomendamos una ruta gastronómica por la Toscana. Si eres amante de la pizza, tendrás que ir hacia Nápoles.

  • Alemania: Los amantes de la cerveza deberían realizar una ruta por la zona de Bavaria y conocer el sabor de una cerveza elaborada artesanalmente y con los métodos que utilizaban hace mil años, al momento de su creación.



Como puedes comprobar, no sólo de monumentos y viajes vive el buen turista. La gastronomía y un buen deleite para los sentidos ofrecen rutas y sensaciones de gran valor.

Sabías qué...

El restaurante más caro del mundo se encuentra en el Hotel Hard Rock de Ibiza, y el precio del menú por persona es de 1.650 euros.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (242 votos, promedio: 3,98 de 5)
Cargando…